Ex empleados de Santana exigen a la Junta que cumpla el Plan Linares Futuro

La Razón
La RazónLa Razón

JAÉN- Los ex trabajadores de Santana Motor y sus empresas auxiliares iniciaron ayer un «encierro indefinido» en el Ayuntamiento de Linares (Jaén) como medida de presión para exigir a la Junta de Andalucía que «cumpla los compromisos» de carácter industrial y social adquiridos en el Plan Linares Futuro.
En ese sentido, el que fuera presidente del comité de empresa de la extinta automovilística, el sindicalista de CC OO, Pedro Gálvez, explicó que se trata de la «primera acción», después de que los ex empleados acordaran la pasada semana retomar las movilizaciones para instar al Gobierno andaluz a una mayor agilidad en el desarrollo de los acuerdos firmados el 14 de febrero de 2011. En concreto, según añadió, son unos 75 ex empleados de Arpa los que se encerraron en el salón de plenos del Consistorio linarense para pedir la formalización de las pólizas individuales de prejubilación, unas ayudas sociolaborales que hasta el momento sólo han logrado los integrantes de la plantilla de Matresur. «Exigimos la firma de las pólizas de Arpa y las de los compañeros de las demás empresas», dijo.