Pilar Muro viuda de Publio Cordón: «No tenía esperanza de saber más esto me ha dado fuerzas»

Pilar Muro, esposa del empresario Publio Cordón, recibió con gran satisfacción la noticia de que había sido localizada en Lyon (Francia) la casa donde estuvo retenido su esposo, secuestrado por los GRAPO en 1995. Indicó que «ha sido una noticia que nos ha revolucionado; después de 17 años se abre un nuevo camino para la investigación. Me ha dejado impactada». Muro añadió que ayer, sobre las 11.30 horas, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, la llamó por teléfono y le dio la noticia de las tres detenciones y la localización de un «zulo» en Lyon donde habría estado secuestrado el empresario. «Me transmitió la noticia y me comentó que iba a hacer una comparecencia poco después», manifestó la viuda del empresario. «Yo siempre he dicho que confío en el trabajo de la Guardia Civil, ellos siempre me han dado ánimos, diciéndome que no dejaban de investigar. Estos últimos meses no tenía esperanzas de saber nada más sobre el secuestro, estaba muy decaída, han pasado muchos años, pero ahora esto me ha dado fuerzas, han revivido para mí las esperanzas», aseguró. Acerca de la versión facilitada en su día por uno de los implicados en el secuestro, Fernando Silva Sande, de que el empresario falleció tras caerse por una ventana cuando intentaba escapar y que su cadáver fue enterrado en la zona de Mont Ventoux, consideró que «no sabemos si realmente su así, el cuerpo, que debería ser la principal prueba de lo que contó este terrorista, no ha aparecido. No le doy ninguna credibilidad». Por otro lado, recalcó que «en todo este tiempo los GRAPO no han dicho qué ocurrió, qué hicieron con mi marido». Esperamos conocer más detalles sobre los nuevos datos que han aparecido. Me gustaría incluso ir a ver la casa de Lyon», aseguró Pilar Muro. «También creo que nos resultará a mí y a mi familia muy duro revivir otra vez todo lo que pasó, pero a lo mejor el caso se resuelve definitivamente y podemos poner un punto y final», afirmó. La familia del empresario pagó un rescate de 400 millones de pesetas, pero Publio Cordón no fue liberado.