Camps inaugura el Hospital de Elx en el que se han invertido 54 millones

El hospital dispone de TAC multicorte, resonancia magnética, ecógrafos y mamógrafo digital directo.

El presidente Camps con el conseller Cervera y el alcalde de Elx, además de parte del equipo médico
El presidente Camps con el conseller Cervera y el alcalde de Elx, además de parte del equipo médico

ELX- El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, inauguró ayer el Hospital del Vinalopó «Doctor Mas Magro», en Elche, que ha supuesto una inversión de más de 54 millones de euros y que cuenta con el máximo nivel de avance tecnológico.A la inauguración asistieron el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll; el alcalde de Elche, Alejandro Soler; el conseller de Sanidad, Manuel Cervera; la consellera de Cultura y Deporte, Trinidad Miró; la titular autonómica de Bienestar Social, Angélica Such, y el presidente de Caja Mediterráneo (CAM), Modesto Crespo, entre otras personalidades.Camps destacó que este nuevo hospital -gestionado por el grupo Ribera Salud- cuenta con «avances tecnológicos al máximo nivel de los que pueda haber en cualquier centro hospitalario en cualquier lugar del mundo», entre los que se encuentran los TAC multicorte, las resonancias magnéticas, los ecógrafos y el mamógrafo digital directo.También subrayó que el centro se convertirá en un «espacio de encuentro entre la preocupación de aquél que tiene un problema de salud y la experiencia y la rapidez con la que será atendido por el personal hospitalario».El jefe del Consell resaltó que la sanidad es «la gran apuesta del Gobierno valenciano» e indicó que el Consell invierte más de 5.000 millones de euros al año en esa materia.Por su parte, el alcalde ilicitano recordó la actividad de la plataforma «Pro segundo hospital de Elche» -formada por ciudadanos de Elche, Santa Pola y Crevillent- que durante los últimos diez años «ha reivindicado la necesidad» de crear un segundo centro hospitalario que diera cobertura a esta zona del sur de Alicante. Soler sí que reconoció que «finalmente, la sensibilidad ha llegado».No obstante, el regidor recordó al conseller de Sanidad la necesidad de abrir una unidad de atención ambulatoria en la ciudad, de convertir en centro de salud el consultorio de San Fermín y de construir un segundo ambulatorio para el barrio de Altabix.