Hasta Griñán dice que «parece difícil» que el PSOE siga gobernando

Elena Valenciano tampoco es optimista: «Si perdemos, será un duro golpe»

Málaga- El PSOE andaluz contraprogramó ayer al PP con una Convención regional en la capital malagueña. Sevilla y Málaga están siendo los principales polos del maratón de elecciones: en Andalucía tres en diez meses. Sevilla acogió hace dos semanas el Congreso federal del PSOE y en Málaga ha celebrado también el PP una Convención regional.
El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, aseguró ayer que los socialistas pueden «afrontar las elecciones no sólo con confianza, sino también con orgullo» y deben creer en ellos mismos, porque «sólo así harán posible lo que parece difícil». «Está en nosotros mismos tener confianza en la victoria, y si la tenemos os aseguro que ganaremos», deslizó el también presidente de la Junta, que intervino junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.
El jefe del Ejecutivo autonómico aseguró que los andaluces tienen «capacidad para salir de la crisis haciendo su propio camino –aludiendo al eslogan de las elecciones autonómicas–, un camino que nadie les ha regalado». «Tenemos cinco semanas para decirle a los andaluces que no tenemos recetas mágicas, que no podemos prometer que terminaremos con el paro simplemente por ganar las elecciones, eso lo dicen otros, pero sí podemos decir a los andaluces que tenemos un proyecto claro, sólido y visible para reactivar la economía y que una crisis como ésta no vuelva a producirse», adujo.
Advirtió, asimismo, que hasta el 25-M hay tiempo «para evitar que España se sumerja en una marea conservadora que nos propone un cambio para regresar a un pasado que ya hemos superado y volver al egoísmo, la insolidaridad social, la desigualdad de oportunidades y la privatización de servicios públicos fundamentales».
En este sentido, animó a «hacer ver que nada de lo que ocurre es inevitable, y que si Europa ha vuelto a entrar en recesión no es por la fuerza del destino, sino porque las recetas aplicadas no son las correctas». La crisis –abundó– «no puede ser una excusa para el despido libre ni para la supresión de los convenios colectivos».
Tampoco se mostró muy optimista la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. En Onda Cero dijo que «si perdemos, para el PSOE será un duro golpe, pero lo peor no es para el PSOE, sino para el país e incluso para la Unión Europea».


Un plan contra el paro que arrancaría en verano
Griñán propuso de una agenda para la creación de empleo en la región cuyas primeras medidas estén funcionando –en caso de que gane el PSOE– en verano. Señaló que pretende que todas las administraciones, tanto la central, como la regional, la provincial y la local; así como los empresarios y los sindicatos «reorienten» sus inversiones y actuaciones para que la «prioridad absoluta sea el empleo». Andalucía tiene una tasa de paro que supera el 31 por ciento y hay más de un millón de personas integrando las listas del Inem.