Galliano se defiende en comisaría de las acusaciones por antisemitismo

El diseñador británico John Galliano se defendió hoy en una comisaría de París de las acusaciones lanzadas contra él por tres personas por supuestas agresiones leves e insultos antisemitas.

El modisto, que fue cesado este viernes como director artístico de la casa de costura Christian Dior hasta que se conozca el resultado de la investigación, pasó cinco horas en el careo mantenido en el centro policial del barrio parisino de Le Marais.

El gibraltareño, vestido de negro, con el pelo largo y suelto y cubierto por un sombrero para intentar evitar ser filmado por las cámaras, llegó acompañado de su abogado, Stéphane Zerbib, que se negó a hacer declaraciones a los medios acabado el encuentro, a las 19:00 hora local (18:00 GMT).

Se desconoce todavía si el caso llegará a los tribunales pero de confirmarse las acusaciones contra él podría ser condenado hasta a un año de cárcel. El célebre estilista fue detenido el pasado jueves después de que supuestamente su hubiera encarado en la terraza de un café de ese barrio, centro histórico de la comunidad judía de París, con una pareja que posteriormente le denunció por agresiones e insultos antisemitas.

Al británico se le realizó una prueba de alcoholemia que dio positivo, con una tasa de 1,01 miligramos, y se le dejó en libertad unas horas después "por orden de la Fiscalía". El abogado presentó a su vez una denuncia este sábado por "difamación, injurias, amenazas y agresión"contra esa pareja, que supuestamente también habría insultado al creador burlándose de su estilo.

Al caso se ha sumado una tercera persona, una mujer que le denunció el sábado por insultos antisemitas lanzado contra ella en octubre de 2010 en ese mismo café, y que se animó a acudir a comisaría después de que se conociera el primer caso.

La polémica y el cese de la casa Dior se produce poco antes de la presentación este viernes de la colección de "prêt-à-porter"de otoño-invierno de Dior, que no ha cancelado el acto. El único comunicado difundido por la compañía al respecto fue para anunciar su cese y para expresar "con firmeza"su política de "tolerancia cero contra todo propósito o actitud antisemita o racista".

El primer desfile de Galliano para Dior tuvo lugar en enero de 1997 coincidiendo con el 50 aniversario de la firma, y respondió a la expectación levantada entre la crítica. Desde entonces diseña para esa casa y también presenta colecciones con su propia firma, ambas propiedad del principal grupo de lujo del mundo, Louis Vuitton Moët Hennesy (LVMH).