Aguirre sonroja al PSM al sacarle sus cuentas ilegales

Recuerda que la Fundación para el Estudio de las Ciudades recibió en 2008 más del doble de la cifra que permite la ley

En septiembre de 2009 LA RAZÓN adelantó que PSOE e IU habían aceptado donaciones superiores a las permitidas por la ley
En septiembre de 2009 LA RAZÓN adelantó que PSOE e IU habían aceptado donaciones superiores a las permitidas por la ley

MADRID- Nueva bronca en la Asamblea de Madrid entre populares y socialistas. La financiación de los partidos protagonizó ayer el último rifirrafe entre la bancada del gobierno y la de la oposición. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, aseguró durante el pleno que el partido socialista de Madrid (PSM) ha recibido financiación irregular. Se refirió la jefa del Ejecutivo autonómico en concreto al caso de la «Fundación para el Estudio de las Ciudades» (perteneciente al PSM) que, tal y como aparece reflejado en la memoria de Caja Madrid, recibió de la entidad 418.754 euros en el año 2008 cuando la Ley de financiación de partidos políticos prohíbe que reciban más de 150.000 euros.
«Han vulnerado de manera flagrante, gravísima y escandalosa la Ley. ¿Sabe cuánto les ha dado a ustedes Caja Madrid en el año 2008? 418.754, más del doble de lo permitido», espetó Aguirre a una oposición que trató de volver a echar tierra sobre las cuentas de Fundescam.

La recurrente Fundescam
La portavoz del PSOE, Maru Menéndez, quien repitió una vez más que el PP recibió en 2003 «importantes donaciones empresariales» y acusó a la presidenta de intentar vetar su intervención tras un encontronazo con el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. Al parecer, según declaraciones de la socialista en los pasillos, Aguirre entregó una nota a la presidenta de la Asamblea, Elvira Rodríguez, para que le impidiese intervernir tras las «directísimas alusiones».
Se refería Menéndez a que el consejero la había amenazado con ponerle una querella después de que ésta asegurase que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha financiado un acto del Partido Popular. «No le acepto que diga que el gobierno de la Comunidad de Madrid ha financiado un acto del PP porque es mentira, usted esta mintiendo», se defendió Aguirre con un argumento claro: «todas las empresas pueden tener en su seno gérmenes de corrupción, pero lo importante es el trato que se les da».

Del pleno a los pasillos
El «careo» entre las líderes de Gobierno y oposición provocó la reacción de Granados quien lanzó su ataque. «Siga sosteniendo ahí fuera que el PP ha recibido un euro de manera irregular y recibirá la querella correspondiente. No se puede imputar alegremente un delito y quedarse tan ancho, no lo vamos a consentir, y de paso nos dice cuáles son los donantes de su fundación», dijo dirigiéndose a Menéndez.
La batalla continuó después ante los micrófonos de los periodistas. La portavoz del PSOE acusó al consejero de confundir la inmunidad parlamentaria con «la impunidad que algunos tienen». El consejero tampoco mostró ninguna intención de apagar el fuego que se había iniciado durante la sesión y mantuvo su convencimiento de que ha existido «un incumplimiento en la Ley de Fundaciones porque el PSOE ha recibido más dinero del permitido» procedente de un sólo donante.