Salvador Cortés abre la puerta grande de la Feria de Burgos

Salvador Cortés protagonizó en la tarde de ayer la primera puerta grande a pie –ya salió a hombros Noelia Mota en el festejo de rejones del sábado– de la Feria de San Pedro en Burgos, que celebró su tercer festejo en una tarde marcada por la lluvia.

Cortés cortó sendas orejas para salir de Burgos en volandas
Cortés cortó sendas orejas para salir de Burgos en volandas

El diestro sevillano, que aseguró su salida en volandas al cortar una oreja del quinto, sumó un apéndice en el excelente segundo de Torrestrella, que remendó un encierro de Martín Lorca del que sólo destacaron por su nobleza cuarto y quinto. Cortés conectó rápidamente con el público en su primero en un inicio de faena citando de rodillas desde los medios. No faltaron los pases por la espalda ni los cambios de mano. Ambos dieron lustre a una faena construída sobre el pitón derecho, el más potable de la res. Por su parte, César Jiménez paseó un trofeo del cuarto, que tuvo bondad. Cerró terna Iván Fandiño, en blanco en el tercero, que acortó distancias en el sexto para llegar al público, pero que sólo pudo lucirse con un buen espadazo. El Plantío (Burgos). Tercera de la Feria de San Pedro. Se lidiaron reses de Martín Lorca, y dos de Torrestrella, 2º, ovacionado en el arrastre; y 4º, como sobrero, noble. César Jiménez, silencio tras aviso y oreja; Salvador Cortés, oreja y oreja tras aviso; e Iván Fandiño, silencio en ambos. Un cuarto de entrada. Mientras, en Ledesma (Salamanca), astados de Garcigrande, manejables salvo 1º y 4º, más deslucidos. Morante de la Puebla, ovación y pitos, El Cid, ovación y dos orejas; y Leandro, oreja y ovación. Tres cuartos de entrada.