Admiten una querella contra Navarro y Bañuls por prevaricar

El Juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm ha admitido a trámite la querella del grupo municipal popular contra el alcalde de la ciudad, Agustín Navarro, y el concejal de Movilidad, el ex popular José Bañuls, por un presunto «delito continuado de prevaricación».

Agustín Navarro y José Bañuls se abrazan en el pleno de la moción
Agustín Navarro y José Bañuls se abrazan en el pleno de la moción

Además, el juez ha acordado la incoación de «diligencias previas» para esclarecer los hechos y determinar si Navarro y Bañuls han prevaricado en relación con el acuerdo plenario de 31 de mayo de 2010, por el que el gobierno local aprobó la resolución del contrato con la empresa concesionaria de la zona azul y la grúa, ParkControl 2000.

Esa decisión municipal se encuentra suspendida cautelarmente por el recurso contencioso-administrativo promovido por la empresa.

La resolución del juez, dictada el pasado 2 de febrero y notificada ayer al PP, parte de la querella presentada el pasado 12 de noviembre por el grupo municipal popular.

Según la resolución, el portavoz del PP, Antonio Pérez, deberá prestar declaración ante el juez en calidad de querellante el próximo 15 de marzo a las 12.00 horas.
Pérez indicó ayer que la querella se basa «en el procedimiento» llevado a cabo para adoptar el acuerdo plenario, no en el contenido del mismo.

Pérez recordó que, antes de que se votara el acuerdo, su grupo advirtió «en múltiples ocasiones» de que «el procedimiento estaba mal» y se pidió a Navarro y Bañuls que «se asesoraran», que «se emitieran los informes» correspondientes «antes de adoptar cualquier decisión» y que los técnicos municipales presentes «informaran» sobre la legalidad del acuerdo.

Según Pérez, «hasta el día de hoy se les han negado los informes» y también se desconoce «lo que advirtieron antes de la votación el secretario en funciones y el interventor a Navarro y Bañuls, ya que no se les permitió tomar la palabra en el pleno.