El Deportivo vuelve a nacer (3-0)

La defensa recuperó el pulso del Deportivo, que consiguió su primera victoria de la temporada, ante el Espanyol (3-0) en Riazor, con el cambio de sistema de Miguel Ángel Lotina, que apostó por la línea de cinco zagueros y salvó el ultimátum.

En un partido en el que se jugaba la destitución, el técnico deportivista apostó por la misma receta que a principios de 2008 le sacó de los puestos de descenso y el equipo coruñés resurgió de sus cenizas con la zaga como pilar, en campo propio y en el contrario, después de un inicio de partido tímido, en el que evitó perder el norte ante el Espanyol.

Los catalanes, en situación inversa a los deportivistas, con la confianza y la tranquilidad de un arranque mucho mejor del esperado, disputaron la posesión y se acercaron a la meta de Dani Aranzubia por primera vez a los 12 minutos con un disparo lejano y flojo de Luis García.

La ocasión del Espanyol despertó al Deportivo, que adelantó a los carrileros y aprovechó una subida del noruego Rindaroy para probar a Cristian Alvarez, titular a pesar de la recuperación de Kameni, con un disparo seco, pero demasiado centrado, de Juan Rodríguez.

La réplica de los barceloneses llegó un par de minutos después con una veloz arrancada de su referente en ataque, Callejón, que rompió el fuera de juego pero se estrelló con Aranzubia, quien atajó su lanzamiento.

El partido entró entonces en una fase anodina, con poco fútbol bajo la lluvia de Riazor, en la que el Deportivo recuperó el olfato ofensivo de sus defensas en las jugadas de estrategia tras un saque de esquina de Saúl que cabeceó Colotto en el segundo palo, pasó por las botas de Lopo y culminó Adrián López, que acabó con muchos meses de sequía con el Deportivo.

El gol, cuarto del equipo en toda la temporada, dejó tocado al Espanyol hasta el descanso, un intervalo de tiempo en el que Alberto Lopo pidió dos penaltis tras caer en el área de su ex equipo.

El Deportivo resistió en la segunda parte con la seriedad defensiva que le había faltado en el inicio de la temporada y aunque el Espanyol dominó y buscó huecos, los jugadores de Lotina recuperaron el pulso y la vida.

Tuvieron minutos de sufrimiento hasta que otra vez la intervención de los centrales en campo contrario, con una asistencia de Colotto y un remate de Lopo en el área pequeña, sentenciaron el partido.

El central catalán celebró el gol ante su ex equipo y se fue directo al banquillo del cuestionado Lotina arrastrando a sus compañeros para demostrar que la plantilla está con el técnico, que nadie en el vestuario le está haciendo la cama.

El Deportivo no cedió terreno y otra vez un central, Colotto, y a balón parado, remachó el partido en los últimos minutos para comenzar a alejar los fantasmas del descenso, que siguen al acecho.

- Ficha técnica:
3 - Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Colotto, Aythami, Lopo, Rindaroy (Seoane; min.46); Saúl (Pablo Alvarez; min.67), Juan Rodríguez, Rubén Pérez, Adrián López; y Riki (Lassad; min.75).
0 - Espanyol: Cristian Alvarez; Chica (Javi López; min.71), Forlín, Víctor Ruiz, David García; Duscher, Baena (Alvaro; min.46); Luis García, Verdú, Dátolo; y Callejón (Iván Alonso; min.65).
Goles: 1-0; min.28, Adrián López. 2-0; min.76, Lopo. 3-0; min.87, Colotto.
Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio Navarro). Mostró amarilla a Rindaroy (min.41), por parte del Deportivo; y a David García (min.43) y Víctor Ruiz (min.51) y Javi López (min.74), por parte del Espanyol.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la novena jornada del campeonato nacional de Liga, disputado en el estadio de Riazor ante unos 10.000 espectadores. El único Bota de Oro español, Luis Suárez, ex jugador del Deportivo y el Barcelona en España y vinculado al Inter de Milán vio el partido desde el palco de autoridades.