Actualidad

Los independentistas manipulan las cifras

La guerra de cifras de asistentes llegó a la manifestación de Barcelona. En un exceso de optimismo interesado, Omnium multiplicó a cada manifestante a su gusto hasta llegar a los 1,5 millones de personas –aunque luego no mostró ningún estudio que lo corroborara–, la Guardia Urbana bajó la cantidad ligeramente para no molestar a sus autoridades. Pero los únicos que hicieron una estimación sistematizada fue Lynce, que la cifró en 56.000 personas. Y es que una cosa son los deseos y otra muy distinta la realidad... 

Banderas en las ventanas y en los corazones
Y en todo tipo de camisetas, gorras... La locura por llevar la enseña nacional visible ha cambiado la imagen de las calles y plazas de España. A buen seguro que nada será igual, al menos en ciertos comportamientos timoratos, a la hora de mostrar el orgullo de ser español. Algunos nacionalistas dicen que es una fiebre y que sin duda pasará. O no.
 

 

Los deportistas españoles, ejemplares
Son una piña, da igual en la disciplina en la que compitan. Ayer, los deportistas españoles se volcaron con la selección. En el palco dos de los más grandes, Rafael Nadal y Pau Gasol, se quisieron unir a la fiesta de la Selección. Es algo más que un gesto, es la constatación de que los deportistas sí que tienen alturas de miras y, lejos de mirarse el ombligo y engordar el ego, se apoyan los unos a los otros en acontecimientos trascendentales que hacen historia en el deporte español. Ejemplar