La batalla contra el burka llega a la calle

CiU defiende el veto en la vía pública

El Gobierno regulará el uso del velo integral a través de la Ley de Libertad Religiosa, pero no prevé aprobar el proyecto de ley este año
El Gobierno regulará el uso del velo integral a través de la Ley de Libertad Religiosa, pero no prevé aprobar el proyecto de ley este año

MADRID- No se trata de eliminarlo sólo en espacios municipales, algunas formaciones quieren que el veto al burka llegue a la calle. El presidente de CiU, Artur Mas, manifestó ayer que «sería partidario de prohibirlo en el espacio público en general, por supuesto en escuelas, hospitales y centros cívicos, y en general yo también intentaría ir hacía aquí, pero hay que ver si desde el punto de vista de la legalidad aguanta o no». La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, habló ayer en la misma línea y señaló que «el burka y los velos integrales suponen dificultades en la identificación de personas, con los evidentes problemas de seguridad que pueden implicar y, además, atentan claramente contra la igualdad, la libertad y la dignidad de las mujeres». Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, aseguró que «aún es pronto para precisar cómo se van a regular» en la Ley de Libertad religiosa cuestiones como el burka. De momento, ya se ha anunciado que la norma no se aprobará este año. Mientras, siguen sumándose ayuntamientos y comunidades autónomas a la cruzada contra el velo integral. La última autonomía en manifestar su rechazo ha sido La Rioja. La consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza afirmó que «su uso es símbolo de sometimiento».