El caso de los gemelos de Vallecas cerrado

 Hace seis años, un suceso marcó la Nochebuena para los vecinos de Puente de Vallecas. Dos hermanos gemelos de 47 años, muy conocidos en el barrio, perdieron la vida a manos de otros dos hombres, Jeromo y Joaquín –suegro y yerno, respectivamente– quienes, tras mantener una discusión dentro de La Bodeaga del Altozano, un bar de la avenida de las Glorietas, y ya en la calle, apuñalaron a los gemelos causándoles la muerte.

 
 

Casi siete años después del trágico suceso, la Policía ha podido colocar el cartel de «caso cerrado». Y es que los agentes han logrado esclarecer un suceso en el que trabajaban desde la fecha del homicidio con la detención de Joaquín, el «otro» homicida de los gemelos de Vallecas, que desde 2004 se encontraba en paradero desconocido.

La Policía ya había logrado detener a comienzos de febrero de 2005 a Jeromo, que desde el suceso había permanecido escondido en un domicilio del distrito de Carabanchel muy próximo a la bodega en la que se inició la discusión que provocó la muerte de los gemelos.

Según el escrito de conclusiones provisionales que dio el fiscal en el juicio que se celebró en septiembre de 2006 contra Jeromo S.M., los cuatro individuos iniciaron una disputa en el bar y continuaron en la calle, donde suegro y yerno asestaron a los gemelos «con un cuchillo, puñal o arma blanca» sendas puñaladas en el corazón que causaron la muerte de ambos.

En búsqueda y captura

En septiembre del año 2009 este hombre fue juzgado y condenado por el homicidio de los hermanos, mientras el segundo implicado en los hechos, su yerno Joaquín, continuaba fugado de la justicia. Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía a Efe, la búsqueda de esta persona, que desde el verano de 2005 tenía en vigor una orden europea de detención, llevó a los agentes hasta el País Vasco e incluso llegaron a colaborar con las autoridades francesas para tratar de localizar al fugitivo, pero el resultado fue negativo.

Finalmente, el sospechoso fue encontrado en el poblado de Puerta de Hierro de Madrid, donde se había refugiado y donde ha sido detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado su ingreso en prisión. La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo VI de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.