Martínez Maíllo defiende hacer de la FEMP un foro para mejorar la vida rural

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Zamora- El presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, propuesto como segundo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) es un «reconocimiento» y una «apuesta clara» por «dotar de servicios públicos» a los ciudadanos que viven en el medio rural. «Es un mensaje al medio rural, en el que viven 15 millones de españoles», insistió. «Lo más importante es el reconocimiento a cuatro años de mucho trabajo de todos los que estamos en la oposición de la FEMP, tratando de trabajar por todos los municipios de España y en una situación muy compleja», añadió.
Martínez Maíllo hizo estas declaraciones después de conocer la propuesta formulada por el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, para que se convierta en el vicepresidente segundo de la FEMP. «Me siento muy orgullo. Quién me iba a decir que el sábado puedo ser vicepresidente cuando ni yo lo sabía», afirmó, en declaraciones recogidas por Ical.
El también presidente del PP en Zamora negó por enésima vez tener intención alguna de acceder a puestos de responsabilidad en instancias nacionales. Preguntado al respecto, insistió en que la política local le «tira» de forma especial. «La FEMP es política local al cuadrado. Y con lo de ‘cuadrado' no me interpreten mal», ironizó, en alusión al diputado socialista por Zamora en el Congreso, Jesús Cuadrado, quien anunció el pasado viernes que renuncia a presentarse a la Cámara Baja, dentro del tumultuoso capítulo que atraviesa el PSOE de Zamora por la designación del actual ministro del Interior, Antonio Camacho, como cabeza de lista al Congreso.