Con el águila en las pistolas

Tres de cada cuatro policías extremeños todavía portan armas con el escudo preconstitucional. Los agentes se ven obligados a pagar parte de la equipación

Siete de cada diez armas tienen aún el escudo inconstitucional del águila de Franco
Siete de cada diez armas tienen aún el escudo inconstitucional del águila de Franco

MÉRIDA- Por enésima vez, la Confederación Española de Policía en Extremadura (CEP) ha denunciado que la falta de medios materiales en las comisarías extremeñas es «muy preocupante». Tanto es así, que incluso los agentes se han visto obligados a pagar de su propio bolsillo muchos de los componentes básicos de su equipación. Una factura que, en muchos de los casos, llega a los 1.400 euros. En este sentido, según explican desde la CEP, una de las carencias más importantes a la que tienen que hacer frente los agentes extremeños es la falta de pistolas nuevas. Y es que, pese a que deberían portar un modelo de arma corta concreto (HK USP) desde hace nueve años, el 75 por ciento de la plantilla todavía no la ha recibido. Es más, en algunos casos porque no quedan y en otros porque se han guardado en un cajón por la falta de fundas. Asimismo, critican, que muchos de los funcionarios lleven pistolas que «a estas alturas todavía tienen impreso el escudo preconstitucional del águila de Franco». Y, por si no fuera suficiente, «para colmo, a esto hay que sumarle que no pueden hacer prácticas por falta de balas», denuncia este sindicato.

«Mala calidad»Así, también explican que es «habitual» que los funcionarios tengan que comprarse guantes antipinchazos y anticortes (entre 41 y 45 euros), navaja multiusos (26), rescatador rompe lunas (16), cinturón doble para llevar la pistola y los grilletes (entre 30 y 45 euros), funda del arma con doble seguro (70), botas (100) o el chaleco antibalas (650 euros). «Un gasto que, en ocasiones, alcanza los 1.400 euros que se tienen costear cada agente de su propio dinero», aseguraron desde el sindicato policial. Y es que, según aseguran, el Ministerio del Interior «no facilita la equipación completa, y cuando lo hace, el material es de tan mala calidad que es inutilizable». Esta organización también mostró su «preocupación por la falta de vehículos tanto camuflados como de patrulla y por la falta de presupuesto para arreglarlos cuando se estropean», ya que «toda reparación que supere los 150 euros no se hace», añadió.

ANÁLISISLas armas, fuera de la Ley de Memoria Histórica- ¿Afecta la Ley a las pistolas de la Policía?–La Ley no especifica nada acerca de escudos en armas de fuego, aunque sí dedica un artículo sobre «símbolos y monumentos públicos». Las pistolas no entran dentro de la categoría de monumentos públicos pero el artículo afirma que las administraciones «tomarán las medidas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura». De esto no se deduce nada acerca de los símbolos en armas.