Termina la Presidencia española de la UE marcada por la crisis

López Garrido aseguró que las instituciones de la UE y todos los estados miembros han "valorado positivamente"el trabajo de España.

Garrido, secretario de Estado para la UE
Garrido, secretario de Estado para la UE

A las doce de la noche de ayer terminó la cuarta Presidencia española de la Unión Europea. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien calificó el semestre de «arduo, complejo e interesante», presidió un acto de cierre del mandato español en la Casa de América acompañado por los ministros de Cultura, Justicia y Educación.Por la mañana, el secretario de Estado de la UE, Diego López Garrido, se mostró satisfecho por el trabajo realizado en una Presidencia que tachó de «eficaz» y pidió a la oposición que juzgue la labor española «por los hechos y no las imágenes». López Garrido destacó el esfuerzo realizado por el Gobierno y el resto de socios para proteger el euro en un periodo marcado por la feroz crisis económica, dentro y fuera de España. Aunque no se aventuró a poner nota al semestre, el secretario de Estado, acompañado de su jefa de Prensa, Cristina Villalba, aseguró que muchas de las críticas ha sido injustas y vienen de políticos «que no se han leído el programa». La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, abrirá fuego hoy en la Comisión Mixta del Parlamento y será la primera en rendir cuentas del semestre español. Todos los ministros del Ejecutivo desfilarán por el Congreso en la primera quincena de julio.