Madrid escapa a las pérdidas de las bolsas internacionales

La subida de la mayoría de los grandes valores permitió a la bolsa española escapar de las pérdidas que registraban los mercados internacionales y concluir la sesión con un alza del 0,21 por ciento que la acercó a 10.400 puntos. Así, el índice de referencia del mercado español, el Ibex-35, avanzó 21,50 puntos, equivalentes al 0,21 por ciento, hasta 10.391 puntos.

En Europa, con el euro a 1,286 dólares, bajaron todas las bolsas: Londres, el 0,89 por ciento; Milán, el 0,64 por ciento; París, el 0,41 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,33 por ciento, y Fráncfort, el 0,32 por ciento.

La sesión comenzó con pérdidas moderadas al ignorar los inversores la subida del 1 por ciento de Wall Street el martes y seguir la tendencia negativa de las plazas europeas. La recogida de beneficios se intensificaba con la depreciación del petróleo y del euro, que empezaban el día a cerca de 76 dólares por barril y a 1,282 dólares.

Así, la bolsa bajaba más del uno por ciento una hora después de la apertura y descendía hasta 10.250 puntos. En Europa, mientras el presidente francés, Nicolás Sarkozy, adelantaba el regreso de las vacaciones para examinar la situación económica, las pérdidas eran mayores.

La mejora de la producción en el sector constructor en la zona euro en junio, cuando creció el 2,7 por ciento, y la subasta de deuda alemana ayudaron a cambiar la tendencia, con lo que a mediodía la bolsa tocaba los niveles de la víspera.

Sin cambios en la fiscalidad y con algo más de dinero para infraestructuras en España, unos 500 millones procedentes del ahorro por el descenso de los intereses de la deuda, y con la menor morosidad de la banca, la bolsa española casi abandonaba las pérdidas antes de la apertura de Wall Street.

Límite: 10.400 puntos
Pese a las cuantiosas pérdidas iniciales del mercado neoyorquino y a la caída del petróleo a menos de 76 dólares, el mercado español reaccionó, al tiempo que descendía la caída de Wall Street, y llegó a superar la cota de 10.400 puntos un poco antes del cierre, aunque no pudo mantenerla.

De los grandes valores sólo bajó Repsol, el 0,39 por ciento, mientras que subieron: Iberdrola, el 0,35 por ciento; Telefónica, el 0,31 por ciento; BBVA, el 0,15 por ciento, y Banco Santander, el 0,09 por ciento.

Grifols encabezó las ganancias del Ibex con una subida del 3,07 por ciento, seguida de Iberia, que avanzó el 1,99 por ciento por un informe favorable, en tanto que Abengoa subió el 1,68 por ciento. Gamesa ocupó el primer puesto por pérdidas con un descenso del 4,88 por ciento, afectada por los resultados de su competidora Vestas, mientras que ArcelorMittal cedió el 0,9 por ciento, y Técnicas Reunidas, el 0,8 por ciento.

Gam comandó las ganancias del mercado continuo con una subida del 4,44 por ciento, mientras que la Seda de Barcelona capitaneó las pérdidas con una bajada del 17,86 por ciento, debido a que hoy empezaban a cotizar las nuevas acciones procedentes de una ampliación de capital del 82 por ciento.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a largo plazo bajaba 6 centésimas, hasta el 4,01 por ciento, mientras que el diferencial con la deuda germana caía de 1,76 a 1,71 puntos. El efectivo negociado en el mercado nacional se situó en 1.528 millones, de los que cerca de 400 los intermediaron inversores institucionales.