Un nuevo aire para el prestigio

Con el A 7 Sportback, Audi ofrece una alternativa más moderna, pero igualmente lujosa, para disfrutar de una gran berlina de altas prestaciones

Audi A 7 Sportback
Audi A 7 Sportback

Madrid- Situado entre el A6 y el A8, Audi pone en marcha un nuevo concepto entre las berlinas de lujo. El A7 Sportback se posiciona en el rango superior por acabados, lujo interior y prestaciones. Un diseño que combina el espacio de una berlina con las sensaciones que transmite un coupé. Pensando en un tipo de usuarios que buscan un coche con personalidad y estilo sin renunciar a la amplitud interior y gran maletero. A pesar de contar con el mismo chasis, sus diferencias con sus hermanos A6 y A8 son importantes. Por ejemplo, con el uso de aluminio en la carrocería, que reduce peso y mejora la rigidez, lo que se transmite en una conducción que sorprende por su ligereza pese a sus dimensiones.

La gama estará formada por cuatro motores, dos de gasolina y dos diesel. Las versiones de gasolina llevan el bloque 2.8 FSI de 204 caballos y el 3.0 TFSI de 300cv., ambos con el cambio «S Tronic» automático y secuencial con levas en el volante. En diesel, el A7 Sportback dispone de un 3.0 TDI pero con dos variantes de potencia: 204 y 245 caballos.

Condujimos el 3.0 TFSI de 300cv. que se caracteriza por un sistema de suspensión más duro, que se hace notar en sus reacciones y con el sistema de tracción integral «quattro». Sorprenden las reacciones del motor a cualquier régimen, y la perfecta adaptación entre dirección y transmisión en carreteras viradas, donde la suspensión puede ser más blanda en función del modo de conducción que escojamos: confort o sport.

Pero si lo que buscamos es deportividad en sus prestaciones, este potente gasolina es superado por las prestaciones del diesel 3,0 TDi. equipado con la rápida y eficaz caja S Tronic de siete velocidades. Entrega sus 300 caballos sin titubeos y con mayores sensaciónes que el gasolina. Todos los motores de la gama se combinan con la innovadora gestión térmica de Audi, con el sistema de arranque y parada del motor Start/Stop, y un método de recuperación de la energía de frenado. En este sentido, hay que destacar al 3.0 TDI de 204 caballos, con un consumo de sólo 5,3 litros. El comportamiento dinámico es noble, preciso y realmente confortable. No es un deportivo puro, pero poco le falta. Su elegancia exterior, con unas líneas discretas pero atractivas, le diferencian poco del soberbio A8.

Este A7 cuenta con detalles avanzados, como un «spoiler» que se despliega automáticamente al alcanzar los 130 km/h para mejorar la estabilidad trasera; o los grupos ópticos de xenón y que hacen también de faros antiniebla; o el sistema que proyecta información en el parabrisas sobre una pantalla de cristal líquido... En el interior, el A7 Sportback cuenta con espacio más que suficiente para cuatro ocupantes. A ello se suma una impresionante calidad de los materiales empleados y sus acabados, además de contar con gran número de equipamientos opcionales para mejorar el confort y la seguridad. En cuanto a precios, la gama del A7 Sportback se sitúa entre los 57.400 y los 65.900 euros.

Potencia y baja contaminación
La investigación de los ingenieros de motores diésel de Audi se ha centrado en conseguir bajos consumos manteniendo el nivel de potencia y prestaciones. Un ejemplo es la planta motriz de tres litros de cilindrada y más de doscientos caballos, que, pese a estas cifras, sólo registra unos valores contaminantes de 139 gramos en emisiones.


Audi A 7 Sportback
Cilindrada: 2.967 cc.
Potencia: 204 cv.
Velocidad máxima: 235 km/h
Aceleración 0-100: 7,4 s.
Peso: 1.770 Kg.
Capacidad depósito: 65 litros
Consumo medio 5,3 litros
Plazas: 5