Miles de indignados vuelven a protestar en la Región contra el «Pacto del Euro»

Y las calles de Castilla y León volvieron a convertirse, una vez más, en escenario de las protestas de los indignados o del movimiento 15M, al igual que en el resto de España. Esta vez, para expresar su rechazo contra el denominado Pacto del Euro, una semana antes que sea ratificado por parte del Parlamento Europeo.

En Soria, apenas doscientas personas participaron en la manifestación
En Soria, apenas doscientas personas participaron en la manifestación

Por ello, rechazaron con gritos y carteles reivindicativos, aunque siempre con sosiego y tranquilidad, la política económica de la Unión Europea, además de reclamar una democracia más participativa y denunciar la corrupción en las administraciones. «Empobrecen a los ciudadanos, rebajan la dignidad humana y hacen saltar por los aires todo el principio democrático al dejar en manos de las grandes empresas y los bancos algunos derechos fundamentales de los ciudadanos», indicaron algunos de los responsables del movimiento 15M en Valladolid, en la marcha más multitudinaria en la Comunidad, junto a la de León. Ambas reunieron a más de 5.000 personas.

Una gran pancarta en la que se podía leer «Sin casa, sin curso, sin pensión, sin miedo» encabezó la manifestación, que amenizaron un grupo de tambores, acompañados por alguna dulzaina, varias carracas, numerosos pitos y alguna cacerola. También hubo quien decidió lucir en su camiseta de manga corta consignas como «Pienso, luego estorbo» En esa ocasión, la imaginación hizo que se pudieran ver carteles de fabricación casera con mensajes del tipo «Se vende Estado del Bienestar», «Ni jóvenes, ni abuelos explotados», «Acampados e indignados por una democracia real ya» o «Ahora que estamos robando vamos a contar mentiras».

Entre 400 y 500 personas participaron en Ávila en la manifestación. La marcha, que partió del Mercado Grande, se inició con un ligero retraso debido a que en la misma plaza se desarrollaba un pequeño concierto con motivo del Día de la Música, y los manifestantes esperaron a que finalizara para no interrumpirlo. En Salamanca, cerca de 5.000 personas se concentraban en la Plaza Mayor, la mayoría jóvenes, portando pancartas con lemas como «Indignados sí, violentos no» o «Contra la tiranía del euro». En Segovia, entre 300 y 1.000 «indignados», según datos de la Policía Local y los convocantes respectivamente, han protagonizado una marcha festiva que ha partido de la avenida Fernández Ladreda y concluirá en la Plaza Mayor, donde por la noche continuará la fiesta.

En esta marcha han estado «como ciudadanos» varios miembros de la Ejecutiva provincial de Izquierda Unida, así como el coordinador general de la formación, José María González, quien ha indicado a los medios de comunicación que «ésta es una forma de demostrar que la democracia se ejerce todos los días desde las calles».En Burgos han iniciado la manifestación más de medio millar de personas que recorrerán algunas calles céntricas de la capital,en Soria se han unido a la protesta unas 150 personas.

Y en Zamora, unas mil personas expresaron su rechazo al pacto del euro en una movilización convocada por el movimiento Democracia Real Ya de la ciudad y los acampados del 15-M.En la marcha de protesta, a la que han acudido gente de todas las edades y familias enteras desde los abuelos a los nietos, se han coreado eslóganes contra los banqueros y os políticos y frases como «por qué manda el mercado, si no le hemos votado. Al final, los indignados en la capital zamorana han acordado levantar en la jornada de hoy la acampada de la Plaza de la Constitución.