CRÍTICA / «Todo lo que tú quieras»: Carmín contra el dolor

Dirección y guión: Achero Mañas. Intérpretes: Juan Diego Botto, José Luis Gómez, Najwa Nimri, Ana Risueño y Lucía Fernández, España, 2010. Duración: 101 minutos. Drama.

La RazónLa Razón

Los hijos son por naturaleza ingratos. Acaban marchándose, siempre. Pero todos lo hemos sido alguna vez. Hijos, e ingratos. Lo dice el personaje que encarna José Luis Gómez, un homosexual al que también le fallaron. Enfrente tiene a un pobre tipo que oye todos los días cómo los hombres en trámite de divorcio acaban arruinados y solos (la crítica de Mañas a un sistema judicial que siempre inclina la balanza hacia el mismo lado) con las ideas firmes y la mente embotada, un abogado viudo que decide, cuando fallece su esposa, que la niña de ambos no sufrirá por esa pérdida. Aunque deba pintarse los labios de rojo cada noche y un día sea ingrata ella también. El director de «Noviembre» construye ahora una hermosa historia otra vez de invierno sobre alguien que se viste de mujer porque participa en una fantasía ingenua que anestesia el dolor de una familia rota. De haber extremado aún más la propuesta y prescindido, por ejemplo, de ciertas reacciones predecibles en este juego de roles trastocados, la cinta sería una de las mejores españolas del año. Porque quedan momentos de una incontenible sinceridad y tristeza escondida tras el carmín: aquellos en los que un padre desesperado se prueba las ropas de una muerta ante los ojos golosos de la niña, llamada Dafne, que un día le desmaquilla por fin la boca y le dice sin palabras que ya no hace falta inventar, porque duele menos. No hay en el mundo dos criaturas más compenetradas.