El PP prioriza sanidad y educación para apoyar los presupuestos de Mas

Mas-Colell cerró ayer por la noche la negociación de las primeras cuentas del Govern

Millo avanzó ayer que una vez haya acuerdo, Sánchez-Camacho y Mas lo escenificarán
Millo avanzó ayer que una vez haya acuerdo, Sánchez-Camacho y Mas lo escenificarán

barcelona-CiU y PP encararon ayer su sexta y última reunión, en menos de una semana para dar vía libre a los primeros presupuestos del gobierno de Artur Mas. En la negociación, que se alargó hasta que cayó la noche, estaba en juego la abstención del PP, que permite a CiU sacar adelante las cuentas de 2011. Los populares que ya avisaron de que en ningún caso votarían a favor de los presupuestos, pusieron sobre la mesa de negociación su abstención a cambio de que CiU incluyera algunas de sus propuestas.
El PP era consciente, tal y como admitió ayer por la mañana su portavoz, Enric Millo, de que CiU no haría suyas todas sus peticiones, porque a 20 de junio el presupuesto ya está en gran parte comprometido. Pero en la negociación, se esforzó por corregir las cuentas en la medida de lo posible «para que sean lo menos perjudiciales para Cataluña», explicó Millo.
Propuestas
El PP evitó dar detalles sobre cuáles son las «correcciones» que proponen para no perjudicar la negociación. Aunque Millo, trazó a «grosso modo» por dónde van los tiros. El PP luchó, sobre todo, para preservar de los recortes, las partidas dedicadas a sanidad, educación y políticas sociales. El PP alega que la herencia del tripartito no justifica los recortes sanitarios y sociales que pretende llevar a cabo el gobierno de Mas.
Entre otras cosas, propone poner freno al aumento de barracones escolares. Cataluña arrancó el curso escolar 2010-2011 con 1.057 módulos prefabricados, el doble que hace seis años. También negoció «in extremis» la paralización de infraestructuras hospitalarias que estaban avanzadas.
Paralelamente, reivindicó una ley de estabilidad presupuestaria para Cataluña, una mayor racionalización del sector público catalán y un mayor esfuerzo para cumplir los objetivos del déficit a través de al reducción de gastos innecesarios. Entre las partidas que el PP ve posible recortar están las empresas públicas, los estudios técnicos, la publicidad institucional, exposiciones y publicaciones, gastos de protocolo, dietas o las embajadas en el exterior.
Millo avanzará hoy detalles del acuerdo, después de que se cierre el plazo para presentar enmiendas parciales a los presupuestos. Precisamente, la negociación entre PP y CiU se alargó hasta la nocheporque los populares querían presentar las enmiendas justas para asegurarse que CiU las apoyará.


Baja el déficit un 34 %
La conselleria de Economía avanzó ayer que la Generalitat ha reducido un 34 por ciento su déficit de caja hasta el mes de mayo, respecto a 2010. El déficit de caja se situó en 1.400 millones de euros, casi 725 menos que hace un año, en línea con el esfuerzo que está haciendo el Govern para recortar. Los gastos se redujeron un 6 por ciento, pero los números rojos crecieron un 27 por ciento.