El Papa nombrará 24 nuevos cardenales uno español

Benedicto XVI anunció ayer la convocatoria de un Consistorio, el tercero de su pontificado, el próximo 20 de noviembre en el que creará a 24 nuevos cardenales, de los que 20 tienen menos de ochenta años y, por tanto, son electores, por lo que podrían votar a un nuevo Papa en caso de la celebración de un Cónclave

José Manuel Estepa Llaurens Arzobispo castrense emérito  «Estuve en su equipo y fui testigo de la entrega de monseñor Estepa en la elaboración del nuevo Catecismo»
José Manuel Estepa Llaurens Arzobispo castrense emérito «Estuve en su equipo y fui testigo de la entrega de monseñor Estepa en la elaboración del nuevo Catecismo»

Entre los cuatro nuevos purpurados eméritos hay un español, José Manuel Estepa Llaurens, que fue el arzobispo castrense de nuestro país de de 1983 a 2003. Su ingreso en el Colegio Cardenalicio supone un premio de Benedicto XVI por sus servicios a la Iglesia, particularmente por su labor como redactor del Catecismo, de cuya publicación se cumplen 20 años en 2012.

En la comisión que elaboró el Catecismo de la Iglesia Católica, Estepa coincidió con el entonces cardenal Ratzinger. El aprecio entre ambos nació con aquel laborioso empeño y se prolonga hasta hoy. «Dada mi edad, es un signo de amistad y benevolencia de Su Santidad para conmigo», declaró el cardenal electo.

Lluvia de italianos

Trece de los 24 nuevos Príncipes de la Iglesia pertenecen a la Curia Romana. Por nacionalidades, llama la atención el gran número de italianos (10, de los cuales 8 son electores) y de africanos (4). El resto de birretes irán a parar a dos alemanes, dos estadounidenses, un español, un ecuatoriano, un polaco, un suizo, un brasileño y un cingalés.

España es el tercer país con mayor número de miembros en el Colegio Cardenalicio. Con la entrega del birrete a Estepa habrá 11 cardenales españoles. Le superan Italia, con 49 purpurados, y Estados Unidos, con 19.

Benedicto XVI muestra con la creación de cuatro nuevos cardenales africanos la importancia que da a este continente y a su rampante Iglesia. Se trata de Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kinshasa (República Democrática del Congo); Medardo Joseph Mazombwe, arzobispo emérito de Lusaka (Zambia); Antonios Naguib, Patriarca de Alejandría de los Coptos (Egipto); y el guineano Robert Sarah, nombrado hace dos semanas presidente del Pontificio Consejo «Cor Unum», el «Ministerio de Solidaridad» del Vaticano. El egipcio Naguib es el relator general del Sínodo sobre Oriente Medio que se está celebrando desde el 10 de octubre en la Santa Sede y lidera una comunidad católica formada apenas 170.000 feligreses.

Entre el resto de nuevos miembros del Colegio Cardenalicio destacan tres italianos. El primero es Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura y uno de los mejores intelectuales con que cuenta hoy la Curia romana. Le sigue Mauro Piacenza, designado hace dos semanas Prefecto de la Congregación para el Clero. El tercero es Velasio de Paolis, presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede y comisario pontificio para los Legionarios de Cristo. También serán elevados a la dignidad cardenalicia el ecuatoriano Raúl Eduardo Vela Chiriboga, arzobispo emérito de Quito, y el brasileño Raymundo Damasceno Assis, arzobispo de Aparecida. Ninguna de estas diócesis tiene tradición púrpura.

Los sectores más tradicionales se sentirán satisfechos con el cingalés Albert Malcolm Ranjith Patabendige Don, arzobispo de Colombo y ex Secretario de la Congregación para el Culto Divino. Ranjith es un ferviente defensor de la pureza litúrgica.

Los otros tres cardenales mayores de 80 años, que por lo tanto no pueden votar en el Cónclave, son el bávaro Walter Brandmüller, que fue presidente del Pontificio Comité de Ciencias Históricas, el italiano Elio Sgreccia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida de 1994 a 2005, y, el más anciano de todos, Domenico Bartolucci, de 93 años, que como director de la Capilla Musical Pontificia ha dedicado toda su vida a la música sacra.


Los 20 con derecho a voto
- Angelo Amato, Prefecto de las Causas de los Santos
- Antonios Naguib, Patriarca de Alejandría de los Coptos
- Robert Sarah, Pontificio Consejo «Cor Unum»
- F. Monterisi, arcipreste de San Pablo Extramuros
- Fortunato Baldelli, Penitenciario Mayor
- Raymond Leo Burke, Signatura Apostólica
- Kurt Koch, Consejo para la Unidad de los Cristianos
- Paolo Sardi, Pro-Patrono de la Orden de Malta
- Mauro Piacenza, Congregación para el Clero
- Velasio de Paolis, Prefecto de Asuntos Económicos
- Gianfranco Ravasi, Consejo para la Cultura
- Medardo J. Mazombwe, arzobispo emérito de Lusaka
- Raúl E. Vela, arzobispo emérito de Quito
- Laurent Monsengwo, arzobispo de Kinshasa
- Paolo Romeo, arzobispo de Palermo
- Donald Wuerl, arzobispo de Washington
- Kazimierz Nycz, arzobispo de Varsovia
- Raymundo D. Assis, arzobispo de Aparecida
- Albert M. Ranjith, arzobispo de Colombo
- Reinhard Marx, arzobispo de Munich