Saéz Aguado apela al compromiso de los sanitarios para evitar el cierre de centros

El consejero pide un «esfuerzo a todos» para mantener la «calidad» de la Sanidad

VALLADOLID- El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, continúa con su visita a todos los hospitales públicos de Castilla y León para presentar a los médicos las medidas «anti-crisis» de la Junta. Una vez más se encontró con las protestas de los profesionales, por lo que volvió a apelar al compromiso de los sanitarios para evitar el cierre de centros en nuestra Comunidad.
Al respecto, señaló que al Gobierno regional «no se le ha pasado por la cabeza y no está en la agenda cerrar hospitales», ni «tomar iniciativas más drásticas, como son los despidos masivos» como están haciendo otras autonomías.
Por este motivo, Saéz Aguado solicitó un «esfuerzo» a los empleados públicos del Sacyl para poder mantener la misma «calidad» en el sistema sanitario».
En este sentido, señaló que «a nadie le gusta trabajar más, cobrando menos, pero la situación económica de Castilla y León y de las administraciones es muy complicada. Por eso, se pide un esfuerzo a todos, para mantener la sanidad pública de hoy y la de mañana como la conocemos».
El responsable regional de la cartera de Sanidad añadió que el servicio en nuestra Comunidad «es muy valorado» por los ciudadanos y en el que «tienen que ver mucho los profesionales del sector, que son los que tienen una mayor especialización de la Región».
Asimismo, defendió que las medidas que va a poner en marcha la Junta «son ponderadas y razonables», ya que permiten que el principal objetivo del Ejecutivo autonómico, como es mantener la calidad, se mantenga, a pesar de las dificultades económicas.

«Esfuerzos importantes»
Saéz Aguado afirmó que en los últimos años se «han hecho importantes esfuerzos» en la contratación de profesionales, con 7.500 nuevos sanitarios en los últimos años; en la dotación de infraestructuras y en la de tecnología, con un ambicioso Plan de centros; pero «ahora toca» apretarse el cinturón para garantizar la asistencia, que es lo fundamental de la Sanidad.