La artimaña de Batasuna une al Gobierno y al PP

Caamaño reclama más gestos a los proetarras / Éstos insisten en que estarán en las elecciones municipales 

Representantes del mundo cultural y agentes políticos y sindicales presentaron ayer un  manifiesto en apoyo a la Udalbiltza de Batasuna
Representantes del mundo cultural y agentes políticos y sindicales presentaron ayer un manifiesto en apoyo a la Udalbiltza de Batasuna

El PP ha pedido aclaraciones en privado al ministro del Interior por los movimientos de los proetarras para presentarse a las próximas elecciones municipales, ante los cánticos de sirena que se lanzan desde ese sector del socialismo que representa Jesús Eguiguren. Ayer, en respuesta al plan soberanista en el que se han envuelto Eusko Alkartasuna (EA) y Batasuna, el PP dejó su recado al Gobierno: la exigencia de que promueva la ilegalización de EA si se convierte en una plataforma electoral de los batasunos. La reivindicación llegó trufada de críticas al PSOE por sus contradicciones y por ese supuesto juego a dos bandas que, según el PP, «da esperanzas a ETA». Desde el Gobierno, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se dirigió a Batasuna para advertirla de que «no bastan las palabras», sino que hacen falta «hechos claros e inequívocos» que vayan «más allá» y demuestren «su voluntad de separarse del entorno de la banda armada ETA». «Quienes no apoyan la democracia estarán excluidos siempre de campañas electorales y, en consecuencia, de cargos públicos», subrayó Caamaño. Los proetarras puntualizaron que el acuerdo con EA no tiene como «estrategia» presentarse a unas elecciones, sino lograr «un Estado vasco». También precisaron que, «sin ninguna duda», la «izquierda abertzale» estará en las elecciones, «y eso lo tienen claro el Estado y todo el mundo», informa Ep. Al principal partido de la oposición no le valen las diferencias entre el discurso de Alfredo Pérez Rubalcaba y de otros dirigentes socialistas, como Patxi López, y el que sostiene Eguiguren porque su conclusión es que en el PSOE no conviven dos almas, sino que «tiene un pie a un lado de la raya y otro, al otro», según el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. González Pons defendió ayer que «cualquier lista electoral, por limpia que esté, que cuente con el aval o la complicidad expresa de Batasuna, es una lista contaminada y no debería presentarse a las próximas elecciones municipales». El dirigente popular subrayó que el documento suscrito por EA y Batasuna no incluye nada nuevo porque no condena la violencia ni a ETA, y denunció que «ese juego del poli bueno y el poli malo permite que los terroristas puedan albergar esperanzas».EA se limitó a aclarar, en relación a su acuerdo con el «brazo político» de ETA, que «si hubiera algún atentado, habrá una respuesta firme suficiente para la sociedad vasca y, por tanto, para EA».