Sin aritmética para legislar

Los republicanos mantienen el control de la Cámara de Representantes, mientras que los demócratas se aseguran el Senado

Una cámara sin consenso
Una cámara sin consenso

Aunque no lo parezca, ayer no sólo se votaba por el nuevo inquilino de la Casa Blanca. El Congreso estadounidense se renovaba y en 37 estados se votaban 176 referendos. Algunos eran más triviales, como el consumo de marihuana en pequeñas cantidades, pero otros eran de suma importancia, sobre todo para los 720 reos que aguardan en los corredores de la muerte de California, Estado en el que se votaba para abolir la pena de muerte.

No se esperaban sorpresas en la Cámara de Representantes, donde se elegían sus 435 escaños. Los demócratas tenían pocas esperanzas en arrebatarle el Congreso a los republicanos. El partido de Obama tenía que hacerse con 25 asientos para tener mayoría, algo que resultó imposible. En cambio, el Senado (que se renovaba un tercio) seguirá en sus manos, tras arrebatar escaños clave de Massachusetts e Indiana a los republicanos, al tiempo que han logrado mantener los de Virginia y Wisconsin. En este último Estado, Tammy Baldwin se convirtió ayer en la primera senadora abiertamente homosexual de EE UU, al ganar un escaño en Wisconsin.

En el lado republicano, destaca el triunfo en Nebraska, donde Deb Fischer, apoyado por la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin, ha expulsado de su escaño al senador demócrata Ben Nelson, y en Texas, donde Ted Cruz, representante del Tea Party, ha reemplazado a Kay Bailey, que se jubila.

Como era de esperar, el congresista republicano Todd Akin, criticado por asegurar que el cuerpo de la mujer tiene formas de evitar un embarazo en caso de «violaciones legítimas», se ha quedado sin escaño en el Senado tras perder las elecciones frente a la aspirante demócrata Claire McCaskil.

Pero quizá uno de los hechos más llamativos es la vuelta de los Kennedy al Congreso. Joe Kennedy III ha sido elegido para la Cámara de Representantes por Massachusetts. El congresista, de 34 años, es nieto de Robert Kennedy, que fue asesinado.

Volviendo a los 176 referendos, el del matrimonio entre homosexuales fue aprobado en Maine, Maryland y Washington, y rechazado en Minesota. Este asunto ha sido una de las consultas que más polémicas ha levantado. No sólo Obama lo ha incluido como tema de campaña, la cantante Lady Gaga lo ha defendido en un vídeo y Brad Pitt ha donado 100.00 dólares a la causa, mientras que diversos líderes religiosos lo han rechazado hasta en anuncios de periódicos. La marihuana también fue sometida a referéndum en Washington, Oregon y Colorado, donde se votó la legalización para adultos en pequeñas cantidades. Finalmente, los Estados de Colorado y Washington aprobaron la legalización de la marihuana.