El Atlético de Madrid recibe al sorprendente Levante con la baja de Falcao

El Atlético de Madrid recibe en el Vicente Calderón al Levante con la necesidad de recuperar la senda del triunfo tras la dolorosa derrota sufrida ante el Getafe hace dos semanas, mientras que el Sevilla recibe al Athletic de Bilbao en los duelos más interesantes del domingo en la Liga BBVA.

Gregorio Manzano deberá afrontar el encuentro con la sensible baja de su delantero titular, elFalcao, y deberá encomendarse a la buena racha goleadora del joven Adrián para llevarse la victoria ante un rival que no conoce la victoria en sus seis visitas al feudo colchonero, que se han saldado con cinco derrotas y un empate. El 'perdonado' Reyes y Silvio vuelven a la convocatoria.

El equipo dirigido por Juan Ignacio Martínez llega al Vicente Calderón con una doble misión, revertir su particular dinámica en el Manzanares y la actual de resultados en la Liga BBVA, pues el equipo valenciano llega tras sufrir dos derrotas en las dos últimas jornadas que acabaron con su triunfal racha de seis victorias consecutivas y su histórico liderato.

El entrenador levantinista recupera para el partido de este domingo al delantero Carlos Aranda, una vez superados los problemas físicos que le impidieron entrenarse hasta el pasado jueves junto al grupo. El lateral izquierdo Juanfran también regresó al trabajo con sus compañeros y el también lateral zurdo, Asier del Horno no estará por la elongación que arrastra en el sóleo de su pierna izquierda.

Sevilla y Athletic de Bilbao dirimirán uno de los choques más interesantes de la jornada, al que ambos conjuntos llegan con dinámicas diferentes. El cuadro nervionense acumula cuatro partidos sin vencer, lo que le ha alejado de su teórico objetivo de estar en puestos 'Champions'. No obstante, para esta ocasión el técnico, Marcelino García, recupera a tres jugadores, Kanouté, Negredo y Perotti, que deben resolver el problema sevillista con el gol. Medel será baja por sanción.

Por contra, son ya diez los partidos consecutivos que el Athletic acumula sin conocer la derrota, entre Liga y Europa. El choque previo al parón, ante el Bara, dejó un insuperable sabor de boca a equipo y aficionados, que confían en que el paréntesis competitivo no quiebre la buena racha. Máxime teniendo en cuenta que el Sánchez Pizjuán es un campo 'maldito' para el conjunto rojiblanco, que no gana allí desde 1994.

Para romper el 'maleficio', Bielsa deberá hacer cambios para suplir las bajas de los sancionados Amorebieta e Iturraspe, y la del lesionado Ekiza. El rosarino apostará por una defensa de tres centrales (Javi Martínez, San José y Aurtenetxe), con Iraola y De Marcos en los laterales, e Iñigo Pérez como centrocampista defensivo.

EL ESPANYOL VISITA A UNA NECESITADA REAL SOCIEDAD
La Real Sociedad se aferrará al factor Anoeta para romper la mala racha de juego y resultados que le han llevado al último puesto, e iniciar la reacción en la final que afronta ante el RCD Espanyol, uno de los rivales más incómodos de la Liga, que confía en aprovecharse del mal momento de su rival para hacer bueno el empate cosechado ante el Villarreal.

Tras siete partidos sin ganar, los 'txuri urdin' necesitan con urgencia una victoria que ayude a disipar las dudas que se ciernen sobre el equipo, y que les permita tomar aliento en esta espiral derrotista que tuvo su último capítulo en Vallecas, donde cayó por 4-0. Montanier se jugará parte del crédito que le queda apostando por un cambio de sistema, un 4-2-3-1, confiando la media punta a Carlos Vela y la delantera a Joseba Llorente, lo que significaría el debut del de Hondarribia como titular.

Por su parte, el Espanyol tratará de lograr una victoria que le permita recuperar sus buenas sensaciones y romper su racha de dos jornadas sin conocer la victoria, para tratar así de volver a posiciones de acceso a competiciones europeas. Mauricio Pochettino no podrá contar para la visita a Anoeta con Pandiani, Forlín, Javi Márquez y Javi López.

El Reyno de Navarra acogerá el enfrentamiento entre dos de los conjuntos más sorprendentes de lo que llevamos de temporada. Osasuna confía en su fortaleza como local para lavar su imagen tras el 7-1 encajado en el Bernabéu, ganando a un rival directo como el Rayo Vallecano, que intentará refrendar su buen momento de juego y resultados, como lo acredita su última goleada ante la Real Sociedad.

El conjunto navarro, décimo clasificado, tiene en el Reyno su arma más poderosa para asir la permanencia. No en vano, no pierde en su feudo desde hace siete meses. Mendilibar recupera a Raitala, Cejudo y Lamah, pero contará con las bajas del sancionado Satrústegui, y de los lesionados Masoud, Roversio, Echaide, Marc Bertrán y Sergio.

Sin embargo, el conjunto madrileño llega al Reyno de Navarra embalado tras la aplastante victoria por 4-0 cosechada ante la Real Sociedad, que les ha permitido instalarse en una cómoda octava posición. Además, José Ramón Sandoval podrá encarar el partido con la plantilla al completo tras las recuperaciones de Tamudo y Botelho.

Más urgencias se vivirán en el estadio de El Molinón que enfrentará a a Sporting y Getafe. El conjunto madrileño llega al encuentro con la confianza reforzada tras el triunfo cosechado ante el Atlético de Madrid, que les permitió salir de los puestos de descenso.

Luís García no podrá contar con la aportación del defensa sudafricano Tsepo Masilela, baja que se une a las ya conocidas de Pedro León y Gavilán, mientras que Rubén Pérez se ausenta por decisión técnica. La buena noticia llega de la mano de Diego Castro, que se ha recuperado de sus problemas y podrá volver a jugar en el que fue su estadio.

Los asturianos, que llegan de empatar con el Zaragoza la pasada jornada, se encuentran sólo un puesto por encima del descenso pero con la confianza en su entrenador intacta. Las muestras de apoyo a Preciado han sido constantes en Gijón, y el míster cuenta con el apoyo de su estadio para lograr una tranquilizadora victoria en un encuentro que afronta sin bajas.

Por último, el partido que cerrará la jornada dominical enfrenta al penúltimo con el decimoquinto clasificado. Granada y Mallorca llegan al partido separados por tan sólo un punto y la necesidad imperiosa de ganar. Los nazaríes dieron una buena imagen ante Barcelona y Sevilla, aunque el 0-0 de la última jornada ante el Racing evidenció lo mucho que les queda por mejorar. Fran Rico seguirá de baja por lesión.

Claro que los baleares también tienen sus problemas. Y es que la llegada de Caparrós al banquillo está lejos de haber mejorado su fútbol, aunque merecieron mejor suerte en el empate a cero frente al Sevilla antes del parón. De todos modos, son ya seis las jornadas que acumulan los bermellones sin ganar, por lo que todo lo que no sea un triunfo encendería las luces de alarma en el cuadro isleño.