Valcárcel presionará para que el AVE llegue a Murcia a su tiempo

Señala que los recortes de Zapatero «llegan tarde y son injustos; los más ricos no son los jubilados ni los funcionarios». 

Cruz, Valcárcel y García, tras la inauguración del conjunto monumental de la iglesia San Juan de Dios
Cruz, Valcárcel y García, tras la inauguración del conjunto monumental de la iglesia San Juan de Dios

El Gobierno autonómico no está dispuesto a aceptar los retrasos en la llegada de la alta velocidad a la Región de Murcia que se preven a raíz del recorte en infraestructuras anunciado el pasado 12 de mayo en el Congreso de los Diputados, una reducción de más de 6.500 millones de euros en el presupuesto de 2010 del Ministerio de Fomento para infraestructuras .«Vamos a presionar como corresponde hacerlo, tanto con mi presencia directa en Madrid con el propio ministro, como a través de instituciones autonómicas como la Asamblea Regional», indicó el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, y añadió que por el momento no hay noticias del ministro de Fomento, José Blanco, respecto a la carta que Valcárcel le envió este fin de semana solicitándole una reunión urgente, por lo que «habrá que esperar pacientemente, o no», añadió.El presidente Valcárcel hizo estas declaraciones tras la inauguración de las obras de rehabilitación del conjunto monumental de la iglesia San Juan de Dios, en Murcia, a preguntas de los medios de comunicación, y anunció que «el Partido Popular ha presentado una moción en la Asamblea para que el AVE no tenga retrasos en su llegada a Murcia, y por otra parte en todos los ayuntamientos, en los que gobernamos y en los que no, porque es muy importante que se note la presión de los murcianos», ya que, añadió el presidente, «lo que hacemos es reivindicar una infraestructura que es una buena herramienta de progreso para la Región y no hay razones para que se pueda justificar un retraso más en la llegada del AVE», previsto para 2014.Por su parte, el vicesecretario de sectorial del PP de Murcia, José Gabriel Ruiz, advirtió ayer al ministro Blanco que la conexión del AVE de Murcia-Cartagena-Madrid es «una cuestión inaplazable», además de que se trata «de una infraestructura básica para el desarrollo económico y social de la Región». Valcárcel añadió que concebir la llegada del AVE sólo a Murcia sería muy deficiente si no llegara también a Cartagena en los términos y los tiempos previstos, así como a Lorca para que desde allí haya proyección a Andalucía. «Un tren de alta velocidad no tiene razón de ser si no es con conexión a estas tres ciudades», concluyó. Asimismo, Ruiz instó al secretario general del PSRM, Pedro Saura, a que opine sobre la llegada del AVE a la Región, ya que «se ha conocido la opinión de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, que dijo que se iba a mantener el calendario de infraestructuras de Alta Velocidad a Valencia y Alicante», y también se ha oído al ministro Blanco decir que se iba a mantendría el calendario de llegada del AVE a Galicia, subrayó. Por otro lado, Valcárcel subrayó que las medidas de Zapatero «llegan tarde y son injustas». No se puede pedir que pague, en la cuantía y con las exigencias que determina el Gobierno, cuando ha habido posibilidad de hacer otras cosas y no de apuntar a los que más tienen, que por cierto «no son los ni los jubilados ni los funcionarios», apuntó el presidente.

 

EL PP NO APOYARÁ EL PLAN DE RECORTEEl presidente del Gobierno regional confirmó ayer que «todo apunta» a que el Partido Popular «no va a apoyar» las medidas del Gobierno central destinadas a reducir el déficit, en función de las declaraciones que ha hecho el líder de esta formación política, Mariano Rajoy, y su responsable económico, Cristóbal Montoro. «Yo he oído que no se va apoyar, no sé si después, una vez que se miren las medidas, se cambiará o no la intención de esos apoyos mediante la abstención», precisó Valcárcel, quien apuntó que el PP ha justificado esta decisión porque son medidas «que llegan tarde y, ante todo, son injustas, insuficientes y equivocadas», y opinó que «no se puede pedir que pague a quien no le corresponde hacerlo en la cuantía y en las exigencias que determina el Gobierno central cuando ha habido posibilidades de hacer otras cosas y apuntar a los que más tienen que no son ni los jubilados ni los funcionarios».