Demasiado lío

La Razón
La RazónLa Razón

Como decía un gallego, compañero de mili, cada vez que izaban o arriaban bandera ¡vaya propaganda se traen con …!, en este caso completaría la frase ¡…el Corredor Mediterráneo! ¡Qué casualidad! Un día se filtra a periódicos valencianos y murcianos la existencia de un informe, que nadie ha encargado, sobre la conveniencia de que la conexión ferroviaria desde Andalucía con Perpignan eluda las provincias mediterráneas, al día siguiente el ministro de Fomento, José Blanco, convoca a los consejeros de las Comunidades afectadas por el citado Corredor para explicarles el estado de la cuestión y, a las 48 horas, la Comisión Europea anuncia que España recibirá 31.700 millones para transporte.
Bienvenido sea la financiación y no tanto si no se puede destinar al Corredor Mediterráneo. Parece que habrá que luchar para salvar este escollo. Pero coincido con mi amigo Rogelio en que todos estos vaivenes noticiosos desprenden tufillo a electoralismo, más aún estando en capilla como candidato Alfredo Pérez Rubalcaba y como «manifasser» José Blanco. El objetivo está claro, comenzar a lavar la imagen del PSOE en nuestra Comunitat, a la que tanto ha maltratado Zapatero durante su lamentable hégira.
Ahora toca esperar a comprobar cómo termina el asunto.
Así es la vida.