Demagogias Alfred

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El candidato socialista, Alfred l'Écoutant, ha brindado nuevas muestras de demagogia. Aseguró que el plan italiano de pagar 10 euros por consulta y 25 por visita a urgencias sin ingreso es «injusto socialmente». No aclaró (como tampoco lo hace el PP) si le parece socialmente justo aumentar aún más los impuestos sobre los ciudadanos para pagar la sanidad pública. Eludió su responsabilidad como secuaz del Gobierno de Smiley, y dijo que ahora sí «se le podrá reclamar a la banca lo que no pudo hacerse en plena crisis». No explicó qué clase de impuesto anhela aplicarle, y mucho menos se molestó en aclarar que ese impuesto no lo pagarán los banqueros sino los ciudadanos. Recurrió a una vieja trampa antiliberal: apuntó que con solo el 3% de los ahorros de los españoles se podrían crear 60.000 empleos. No estimó cuántos se crearían si el Estado dejara ese 3% de los ahorros en manos de sus legítimos propietarios. Pidió a los líderes políticos «que tomen la iniciativa política sobre los mercados», como si hasta hoy los ciudadanos hubiesen podido efectuar transacciones libremente, como si los políticos no hubiesen intervenido en los mercados, como si no hubiese habido impuestos, regulaciones y controles. En fin, muchos creen que pueden decir cualquier cosa y su contraria: ¿recuerda usted cómo demonizaban los socialistas al malvado «ladrillo»? Escuche a Alfred l'Écoutant: «Hay que revitalizar el sector de la construcción».