Fabra tiene asegurada la victoria y se esfuerza en minimizar el voto en blanco sea mínimo

VALENCIA- Un único candidato y una cómoda victoria en las últimas elecciones no tienen porqué garantizar un Congreso de partido tranquilo. El enfado del presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, por el nombramiento de Serafín Castellano como número dos del partido, ha provocado la movilización de unos para comprometer los apoyos a la candidatura de Fabra y Castellano y de otros para invitar al voto en blanco para dejar patente el descontento por la decisión del presidente de designar al conseller de Gobernación como secretario general. Lo que debería haber sido un «paseo triunfal» y un desarrollo tranquilo del cónclave popular, se ha convertido en una contienda interna, inusual para una organización que ostenta el poder institucional desde hace 17 años.

A pesar de que Alberto Fabra no tiene contrincante y será elegido sin dificultad, la jornada de ayer se caracterizó por las llamadas a todos los compromisarios para que se decantaran por una postura y otra.

Antonio Clemente y Caturla
Además de la designación de los tres vicesecretarios que ya adelantamos ayer en estas páginas -Marisol Llinares, César Sánchez y Jorge Bellver- Antonio Clemente tendrá un cargo en la nueva configuración de la Ejecutiva, para agradecerle los servicios prestados durante su mandato. Otro de los «fichajes» a destacar es el de Máximo Caturla, que se desvincula de quien ha sido su protector en estos años, Alfonso Rus, con la esperanza de obtener una Conselleria en la próxima remodelación del Consell que, según se supone, ejecutará Alberto Fabra en un futuro inmediato.

Por otra parte, en una entrevista a Radio Xàtiva, Rus rechazó desmentir que inste a los alcaldes a no dar un «sí» a Fabra. «El voto es secreto, por lo que no estoy obligado a explicar lo que haré».

Respecto al trato a los imputados, l presidente del partido en Castellón, Carlos Fabra, explicó ayer que, si Fabra o Rajoy le hubieran pedido que dimitiera, lo habría hecho. «Ofrecí a Fabra mi dimisión como electo nato, pero que a rechazó». Asimismo, se puso al lado del jefe del Consell y dijo que le apoya «a muerte».

 

Cambio de escenario
La celebración de un concierto a cargo de la Orquesta Barroca Valenciana obligará hoy a la organización del Congreso a desmontar el escenario y las gradas a toda prisa. La cita musical tendrá lugar a las ocho de la tarde, una hora más tarde del inicio de las votaciones del PP. Tras el concierto, los organizadores del cónclave popular se afanarán de nuevo a montar la estructura para acoger mañana domingo el cierre de la cumbre.