La educación privada será más barata este curso

Los padres que opten por matricular este curso a su hijo en un colegio privado pagarán un 7 por ciento menos que la tarifa que abonaron en el curso 2010/2011. Según los datos de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), la educación privada será la única que reduzca sus tarifas este nuevo año lectivo, mientras que la educación concertada se mantendrá en los mismos valores que el cuso anterior y la educación pública costará un 1,5 por ciento más.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS

La vuelta al cole de un alumno que curse sus estudios en un centro privado costará de media 1.095 euros, cifra que aumenta hasta los 1.380 euros si estudia en Madrid o los 1.350 si lo hace en Cataluña. Mucho más económico resultará para la familia si el retorno a las aulas se desarrolla en un colegio público (520 euros por hijo) o en uno concertado (796).

El capítulo en el que los progenitores tendrán que rascarse más el bolsillo es el referente al uniforme y calzado. En un colegio público la suma se sitúa en los 112 euros, pero estos valores se duplican si el alumno va a un centro concertado y alcanzan los 250 en los privados.
Los libros de texto y el material escolar (mochilas, cuadernos, bolígrafos...) son también la espada de Damocles para muchos padres, que han visto cómo el precio de éstos se ha incrementados un 1 por ciento respecto al de 2010.

Los costes de la vuelta al cole varían de forma considerable en función de la comunidad autónoma. Madrid, Cataluña y Valencia superan con creces los mil euros, mientras que en el lado opuesto se encuentran La Rioja (585 euros), Canarias (662) y Galicia (685).

Para paliar la «cuesta de septiembre» y que no ahogue en exceso a las economías familiares, numerosas comunidades ofrecen sistemas como el préstamo de libros (Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja y Galicia) y los cheque-libro (Cantabria, Valencia, Asturias, Murcia y Castilla y León). Por su parte, las asociaciones de consumidores recomiendan a los padres que gasten de forma responsable y que antes de lanzarse de tiendas comprueben si se puede reutilizar el material y el uniforme del año anterior.