Champions League

Grandes sensaciones

Falta Higuaín y el esperado «crack» del dúo Neymar-Agüero y, pese a ello, el Madrid tiene gol. Faltan, pues, jugadores por llegar y otros por salir del túnel de las lesiones –Altintop y Sahin– y, a pesar de ello, el Madrid tiene dos equipos de garantía.

Cristiano Ronaldo, que sólo jugó la segunda mitad, controla la pelota ante el estadounidense Kirovski
Cristiano Ronaldo, que sólo jugó la segunda mitad, controla la pelota ante el estadounidense Kirovski

Lo demostró en su debut de este segundo año de Mourinho frente al Galaxy de Beckham (1-4), aunque rival a años luz del Barcelona, cierto es, que es el listón que tiene que superar. Marcaron Callejón, Joselu, Cristiano y Benzema, por este orden; Cristman anotó el del honor angelino. Y lo mejor, sobre todo, es que el Madrid se mostró siempre muy superior a un equipo que ya está en mitad de la temporada y que lidera su conferencia en el campeonato estadounidense. Casillas no existió y Adán, que lo sustituyó en la segunda mitad, tampoco.
Es lo que tiene Mourinho. Que coge a tres nuevos, a un puñado de canteranos, los hace trabajar a destajo, con balón sin parar hasta que hagan suyos los automatismos del juego del equipo que él quiere y, por arte de birlibirloque, en cuatro días, «vualá»: Coentrão deslumbra, de extremo, por la izquierda, por la derecha, de medio junto a Xabi Alonso, centro de gol a Benzema y recital de otros tantos; Callejón marca, es veloz y escurridizo para frenarle; Kaká resucita y parece el del Milan, Joselu también ve puerta; y Varane, entre otros, se muestra acoplado y correcto. Sin duda, «los fichajes tienen piernas para esta aventura». Palabra de Mourinho.
Grandes sensaciones que «Mou» comparte: «Jugamos con dos equipos diferentes y nos faltan cuatro jugadores, Higuaín, Di María, Sahin y el fichaje que nos falta. Imaginad estos equipos reforzados con ellos». Pero el técnico portugués, por ahora, sólo puede prometer «trabajo». «Intentaremos ganar más títulos que la pasada temporada, pero no podemos prometerlo», dijo.
«La diferencia entre ganar o no la marcan los pequeños detalles», asegura el técnico portugués. Y en eso trabaja. El próximo enemigo serán las Chivas del Guadalajara en la madrugada del jueves.