La Pasión de Cristo a través de la orquesta sinfónica del Camino

La orquesta sinfónica del Camino ya interpretó en Madrid «El sufrimiento de los inocentes»
La orquesta sinfónica del Camino ya interpretó en Madrid «El sufrimiento de los inocentes»

jERUSALÉN- El martes fue en Belén, ayer en Jerusalén y el viernes será en el Día de la Familia en Madrid. La orquesta sinfónica del Camino Neocatecumenal continúa su andadura presentando «El sufrimiento de los inocentes», una obra compuesta por el mismo Kiko Argüello y que está provocando verdaderos milagros en algunas personas. Esta composición transporta al oyente a distintos momentos de la Pasión de Cristo. «Getsemaní», «Lamento», «Perdónales» y «La Espada» son los cuatro movimientos en los que se divide. Como colofón, la orquesta interpreta siempre «Resurrexit», una pieza llena de ritmo que anuncia la resurrección de Cristo. A la Celebración Sinfónica de Belén acudieron unos 2.000 cristianos de Tierra Santa y estuvo presidida por el Patriarca Latino de Jerusalén. Ayer, en Jerusalén, la ciudad en la que Cristo murió, unos 800 judíos escucharon esta composición en una celebración presidida por el rabino David Rosen, consejero del Gran Rabinato de Israel, ex Gran Rabino de Irlanda y responsable para las Relaciones Interreligiosas, incluida la Santa Sede. Muchos asistentes se levantaron para aplaudir. Acudió además el secretario del Gran Rabinato de Israel, algunos vicealcaldes de Jerusalén y otras autoridades civiles y eclesiásticas del país que escucharon a la joven orquesta cantar «Shemá Israel». David Rosen señaló que el Camino Neocatecumenal contribuye al acercamiento entre la Iglesia católica y el pueblo hebreo y destacó que los católicos y los judíos comparten muchas cosas y están recuperando sus raíces judeocristianas comunes.