La misma función durante quince años

«Obligación», de Sindo Puche
«Obligación», de Sindo Puche

«Obligación» no es una propuesta radical y antinarrativa, aunque lleve el sello de Sindo Puche, durante años «partenaire» de Angelica Lidell en Altra Bilis. «Puche está muy preocupado por contar algo comprensible en esta obra, pero no de una forma convencional», apunta Adolfo Simón, director de la puesta. Y eso que cuenta es la tediosa trastienda de dos actores que ejecutan la misma función desde hace 15 años. «Alguien podría decir que los albañiles ponen ladrillos todos los días, pero si en el arte todo se mecaniza deja de serlo», añade Simón. La acción se sitúa en una especie de centro comercial, «donde esa función importa lo mismo que el puesto de hamburguesas que está al lado o el falso "far west"de unos pasos más allá», precisa el director.


Sombras chinescas
Donde el autor indicaba que representaban un espectáculo de títeres, Simón lo ha escorado hacia las sombras chinescas: «Esto me permitía advertir al espectador de que no se queda sólo en lo que se cuenta, hay un lenguaje subliminal», argumenta. Respecto a la propuesta, el director advierte que no sigue la línea ininteligible del teatro contemporáneo y se queja de que un movimiento que nació contra el canon cree otro aún más férreo: «Mi preocupación es que si uno no llega con determinada indumentaria a estas salas no obtienes un lugar. Parece un pecado que la obra se entienda», concluye este habitual del circuito «off».


DÓNDE: Sala Cuarta Pared
CUÁNDO: Hasta el 31 de octubre, a las 21 h.
CUÁNtO: 12 euros. Tel: 91 517 23 17 .