El Estrecho sin un plan de acción global ante una catástrofe por vertido

El PP denuncia que en dos años no se ha avanzado en la creación del Centro de Seguridad de la Bahía de Algeciras.

El diputado nacional del PP José Ignacio Landaluce y otros miembros del partidos, delante del Peñón
El diputado nacional del PP José Ignacio Landaluce y otros miembros del partidos, delante del Peñón

Sevilla- «Estados Unidos se ha dado de bruces con la marea de crudo que ha ennegrecido el golfo de México, tras el accidente en un yacimiento de BP. En el Estrecho, si una de las tres gasolineras flotantes que operan de forma habitual en la zona chocara, la catástrofe sería kilométrica y mucho mayor, al contener 100.000 toneladas de fuel refinado». Ecologistas como el que habla llevan años advirtiendo de este potencial peligro y no cejan en su empeño por una convicción: «El vertido de la ‘Europa Venture', por ejemplo, que está siendo reparada por enésima vez en Gibraltar, no sólo afectaría a la bahía de Algeciras y sectores como el pesquero», expone el portavoz de Verdemar, Antonio Muñoz. «La economía turística de la Costa del Sol –añade– podría quedar fulminada durante 20 años y los daños ambientales alcanzar al parque de Doñana, debido a los cambios de marea y de viento que allí se dan. El impacto sería tremendo».A este respecto, la organización denuncia la «inexistencia» de un plan de acción con el que afrontar una hipótesis de ese tipo y la gestión de una mancha que «sería imposible parar con barreras anticontaminación». ¿La causa fundamental?: «La densidad del fuel es parecida a la del agua pero las corrientes lo convierten en hileros de marea, a medio paso entre la superficie y el fondo, que se desplazan», aseveran.En ese sentido, Muñoz recuerda que el fotografiado «Fedra», granelero de bandera liberiana que encalló el 10 de octubre de 2008 frente a las costas del Peñón, «vertió sólo 800 toneladas de combustible y provocó que los pescadores estuvieran 20 días sin faenar».Al diputado nacional del PP José Ignacio Landaluce tampoco le son ajenas «las especiales características» de la bahía algecireña. De hecho, en julio de 2008 presentó una Proposición no de Ley (PNL) en el Congreso de los Diputados en la que reclamaba la creación de un Centro de Seguridad Marítima Integral y de lucha contra la contaminación, «que fue aprobada en la Comisión de Fomento, pero respecto a la que no se ha hecho nada a día de hoy», lamenta. Más tarde, en noviembre de 2009 registró otra PNL para instar al Gobierno español «a exigir al Reino Unido que obligue a Gibraltar al almacenamiento del combustible destinado a abastecer buques en algún lugar en tierra firme, para que así desaparezca el terrible riesgo que suponen las gasolineras flotantes». «No estoy en contra del ‘bunkering' –explica a LA RAZÓN– pero sí exijo que se tomen las medidas de seguridad oportunas y el almacenaje en tierra es fundamental. Sé que Gibraltar tiene suficiente espacio para hacerlo, aunque eso implique más costes».Ya en febrero de este año, Landaluce volvió a plantear otra proposición en la que pidió al Ejecutivo nacional que «elabore, en colaboración con los ayuntamientos y la Junta de Andalucía, un Plan Específico de Emergencias para la Bahía algecireña». Un protocolo de salvamento que, a su juicio, «debe incorporar» a la Roca como «parte activa implicada». Desde la Autoridad Portuaria de la bahía recuerdan que existen, entre otros, planes de emergencia en distintos municipios del Campo de Gibraltar, otro provincial, o un tercero de Interior del Puerto. Los ecologistas y el diputado del PP lo saben pero los consideran insuficientes y alertan de una carencia: no hay un protocolo que coordine a instituciones, Fuerzas de Seguridad, Bomberos... para actuar de forma rápida y eficaz ante un desastre ecológico.