La vacuna contra la malaria podría dispensarse a partir de 2015

La erradicación de la malaria está cerca. Los datos preliminares de la tercera fase del vacuna RTS, S que se publican en The New English Journal of Medicine muestran que reduce a la mitad el riesgo de infección de los bebés de 5 a 17 meses

Enfermos de malaria en un hospital chino

 Aunque su eficacia se reduce al 35% en los menores de 0 a 22 meses. El doctor Agbenyega, uno de los promotores de la investigación aseguró ayer a LA RAZÓN que «la vacuna podría comenzar a dispensarse en 2015» y «se beneficiarían más de 10 millones de niños africanos al año».

El estudio se ha llevado a cabo en 11 centros de investigación de siete países de África subsahariana y ha demostrado que tres dosis de RTS,S reducen el riesgo de que los niños se vean afectados por malaria grave o malaria clínica en un 56% y en un 47%, respectivamente.

Entre estos centros se encuentra el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique) que fundó el médico español Pedro Alonso, uno de los primeros impulsores de esta vacuna. "En especial, durante su primera puesta en marcha", añade Arbenyega.

"Se trata de una gran noticia, pero es fundamental mantener la investigación y el desarrollo de nuevas herramientas para luchar contra la enfermedad", añadió el epidemiólogo español a Efe.

A pesar de que la eficacia del tratamiento entre los más pequeños no alcanza el 40% de eficacia, los investigadores son optimistas. "No sólo debe tenerse en cuenta la eficacia sino también su durabilidad y seguridad", añadió ayer, a través de teleconferencia, Regina Rabinovich, directora del Programa de Enfermedades Infecciosas de la Fundación de Bill y Melinda Gates.

El estudio todavía no ha finalizado y los resultados de eficacia y seguridad en bebés de 6 a 12 semanas se esperan a finales de 2012, cuando finalizará el periodo de incubación de la enfermedad en estos menores. Alrededor de 200.000 niños mueren al año por esta enfermedad.

De ahí, que los investigadores pronostiquen que en el primer año de dispensación, "más de 10.000 menores podrán beneficiarse de esta vacuna", anunció ayer Andrew Witty, director general de la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, la encargada de su dispensación. "El coste de la vacuna será el mínimo posible. Sólo obtendremos un 5% de beneficios que serán reinvertidos en la erradicación de la investigación", añadió.

"Queremos hacer historia con esta vacuna", aseguró ayer, Chris Elias, de la institución sin ánimo de lucro PATH. La investigación cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que trabaja "mano a mano"con las diferentes instituciones implicadas en el desarrollo de la vacuna. Detrás de este amplio grupo de médicos y científicos se encuentra el amparo de la Fundación de Bill y Melinda Gates.

"Hemos visto un tremendo éxito en el control de la malaria, gracias a una inyección de recursos, innovación y voluntad política,"dijo Melinda Gates, copresidenta de la asociación.