Aguirre da la Presidencia de la Asamblea a Echeverría

El primer teléfono sonó a las 12:30 de la mañana de ayer. A un lado Esperanza Aguirre, al otro José Ignacio Echeverría. «Eres mi candidato para presidir la Asamblea de Madrid», le diría la jefa de los populares. La segunda llamada clave desde el móvil de Aguirre se produciría a las tres de la tarde.

Aguirre acudió ayer a la Asamblea y mantuvo una reunión con todos los 71 diputados electos del PP. En la imagen, los nuevos cargos parlamentarios que hoy tomarán posesión
Aguirre acudió ayer a la Asamblea y mantuvo una reunión con todos los 71 diputados electos del PP. En la imagen, los nuevos cargos parlamentarios que hoy tomarán posesión

En esta ocasión el destinatario era Íñigo Henríquez de Luna y el motivo la Portavocía del Grupo Popular en el Parlamento de Vallecas. Fiel a su estilo, la presidenta del PP en Madrid apuró hasta el último momento para desvelar las primeras incógnitas de la IX Legislatura. Hoy es el día en el que todos los candidatos deberán ser votados por sus compañeros para asumir los principales cargos en la dirección de la Asamblea regional y Aguirre debía trasladar antes a los suyos quienes eran sus elegidos. Sólo dos horas después de la segunda llamada y en aproximadamente una hora de reunión a puerta cerrada, los 71 diputados del PP daban el sí por unanimidad a los propuestos por la «jefa». La Presidencia del Parlamento regional no causó sorpresa, la Portavocía popular, sí.

La designación de José Ignacio Echeverría para sustituir a Elvira Rodríguez estaba en todas las quinielas. Nunca un presidente parlamentario había repetido mandato en Madrid y pese a que Rodríguez había manifestado en los últimos días su deseo de continuar al frente del hemiciclo de Vallecas, su futuro podría estar en cámaras de mayor «altura». Había llegado la hora de que un hombre gobernara la Asamblea después de ocho años de liderazgo femenino y la etapa en el Gobierno regional de Echeverría, como consejero de Transportes los tres últimos años, había tocado techo. «Ésta era una de mis grandes metas», reveló además ayer el futuro presidente de la Cámara regional. En medio de felicitaciones e interrupciones por continuas llamadas al móvil, Echeverría acertaba a asegurar también que aportará «diálogo y equilibrio» y que será «presidente de todos los que conformen la Mesa y de todos los diputados que conformen el Parlamento. Es mi obligación y es mi devoción».

Junto al ex consejero de Transportes, Henríquez de Luna también recibía las felicitaciones de sus compañeros que hoy le votarán para que les lidere los próximos cuatro años. La designación del ex concejal del Ayuntamiento de Madrid como portavoz del Grupo Popular es el triunfo del municipalismo y de la apuesta por caras nuevas en el PP regional. Y es que Henríquez de Luna se estrena como portavoz en su debut como número 37 de la lista electoral de Aguirre. «Para mí ha sido una sorpresa muy agradable, un gran honor y una responsabilidad. Espero estar a la altura de las circunstancias», aseguró tras recibir el respaldo de los suyos. El ex concejal del Distrito de Salamanca con Ruiz- Gallardón sustituirá a David Pérez, que compaginará la labor parlamentaria «rasa» con la Alcaldía de Alcorcón, tras ganar el pasado 22-M por mayoría absoluta.

Además, los populares también acordaron que hoy designarán a Pedro Muñoz Abrines y a Alvaro González como portavoces adjuntos primero y segundo; Beatriz Elorriaga, tesorera; Jesús Fermosel, coordinador de comisiones; Germán Alcayde, coordinador de Municipios; y la ex diputada nacional María Eugenia Carballedo como secretaria. Cristina Cifuentes revalidará su puesto en la Vicepresidencia Primera y Jacobo Beltrán y Carlos González como secretarios primero y tercero. El Grupo Socialista también reveló quienes serán a partir de hoy sus «primeros espadas» parlamentarios. Tomás Gómez, que debutará en el Hemiciclo de Vallecas, será la voz y a su lado tendrá a Maru Menéndez y el parlamentario José Quintana como portavoces adjuntos.

Matilde Fernández, fuera
La ex delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, será la presidenta del Grupo; José Cepeda, vicepresidente; la secretaria general será Rosa Alcalá y el secretario general adjunto, José Manuel Franco. Para la mesa de la Asamblea, el PSOE propondrá como vicepresidente a Juan Barranco y Matilde Fernández, como secretaria. Sin embargo, el pacto al que llegaron ayer PP, IU y UPyD para dar representación a todos los grupos en la Mesa, dejará fuera a Fernández del órgano Ejecutivo. Gregorio Gordo, continuará al frente de la coalición de izquierdas y el debutante Luis de Velasco hará lo propio en UPyD.

Rosa Díez se defiende de Gómez
La tensa relación entre el PSM e UPyD terminó ayer por romperse. Hace poco más de una semana intentaban llegar a pactos para gobernar hasta en diez ayuntamientos madrileños y ahora se lanzan acusaciones a cara descubierta. Después de que el líder del PSM acusara al partido de Rosa Díez de ser la «marca blanca» del PP, tras anunciar la parlamentaria que se abstendrán en las votaciones del día 11 para la constitución de alcaldes, ayer Díez replicó con mano dura. «UPyD no le va a dar al PSM en un despacho lo que los ciudadanos le han negado en las urna», le respondió la líder de UPyD.Díez dejó claro que su partido no va a negociar en los ayuntamientos en los que es clave, porque quería un pacto estatal que no ha logrado.

José Ignacio Echevarría
La designación de José Ignacio Echeverría (Tánger, 1946) como presidente de la Asamblea es un premio a la fidelidad y a la experiencia parlamentaria. Aunque muchos conocieron al ex consejero de Transportes por la anécdota del Metrobús (confundió el nombre en sesión plenaria con el de «bonobús» y dijo que no existía) lo cierto es que Echeverría es un clásico de la política madrileña. Coincidió con Esperanza Aguirre en los inicios de la carrera política de ambos a principios de los 80 en el Ayuntamiento de Madrid, junto a Álvarez del Manzano. Tras separarse unos años, la presidenta regional le llamó en 2008, cuando la estrepitosa salida de Manuel Lamela de Transportes requería de un gestor con experiencia y Echeverría se había echo un nombre en el hemiciclo, donde debutó en 1999 con Alberto Ruiz-Gallardón. Tras el «lápsus» del Metrobús, en marzo, puso su cargo a disposición de Aguirre que lo rechazó. «Aún hoy, cuando lo pienso, lo lamento», afirma el nuevo presidente.

Íñigo Henríquez de Luna
La entrada de Henríquez de Luna en el Parlamento madrileño es símbolo del aire de renovación que busca el PP. Henríquez de Luna se estrenará en Vallecas directamente como portavoz del PP regional, tras una carrera política centrada en la política municipal. Hasta ahora era concejal del Distrito de Salamanca con Ruiz-Gallardón y es presidente del PP de este barrio y anteriormente lo fue de las Nuevas Generaciones. Lo que hizo destacar por encima de los demás a Henríquez de Luna fue la valentía que demostró en el convulso Congreso Nacional del PP de Valencia, en el que el ex concejal lideró el movimiento interno para promover las primarias en el PP. No logró su objetivo, pero desde entonces, al menos en Madrid, las elecciones son más abiertas. Así se lo agradeció Aguirre en su momento y así lo recordaban todos ayer cuando sonó su nombre. El aspecto más polémico de su elección es su condición de imputado en el «caso Becara», estancado desde hace tres años y para el que el fiscal ha pedido el sobreseimiento.