Sergio Vegas tras ser corneado en el pecho abandona el hospital

El rejoneador Sergio Vegas, herido de extrema gravedad el pasado 19 de junio en Granada al ser corneado en el pecho, ha abandonado el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de esa capital después de casi una semana de postoperatorio, y esta misma mañana se ha sometido a un tratamiento de fisioterapia.

"Me quedan entre seis y ocho días para recuperarme totalmente de lo de dentro (la cornada), pero ya he comenzado a tratarme de lo de afuera", ha explicado hoy a Efe Vegas desde Madrid en conversación telefónica.

El pasado viernes fue evacuado desde el centro hospitalario granadino, donde ha permanecido cinco días, hasta Valladolid, donde después de descansar este fin de semana se ha desplazado a Madrid para recuperarse de los golpes causados por las dos cogidas que le propinó un astado en puntas de la ganadería de Partido de Resina.

El animal volteó al rejoneador, que cayó de cabeza, después del primer intento de volapié que no pudo culminar y le provocó diversas contusiones en los hombros y en la espalda, pero el accidente más grave vino al segundo intento, cuando Vegas fue prendido por el pecho con una cornada de dos trayectorias y veinticinco centímetros.

"Caí de cabeza. Tengo los hombros morados y la espalda muy dolorida. Me levanté un poco mareado, pero no tenía que dejar pasar mucho tiempo antes de intentar entrar a matar de nuevo para que el toro no se orientase más", ha relatado el rejoneador herido.

Sergio Vegas, "que hace vida normal", visitará mañana al doctor Mateo, cirujano jefe de la plaza de toros de Valladolid, para analizar el curso de la cornada y tratar de establecer los plazos de recuperación necesarios.

"Es mi amigo. Tengo confianza en él y me ha recomendado a varios especialistas de pulmón", ha concluido.