Los amantes de la Fiesta se movilizan

Convocan una concentración para ensalzar «el derecho» a ver toros

Imagen del cartel promocional de la Feria del Mediterráneo en un autobús urbano para impulsar la Fiesta
Imagen del cartel promocional de la Feria del Mediterráneo en un autobús urbano para impulsar la Fiesta

Barcelona- «Tenemos derecho a ver los toros». Es la reivindicación con la que la Federación de entidades taurinas de Cataluña ha convocado una concentración el domingo ante las puertas de la Monumental con el objetivo de que la Generalitat no haga efectiva la prohibición de la Fiesta Nacional a partir del 1 de enero de 2012, tal y como prevé la ley aprobada en julio.
Los defensores de las corridas han querido aprovechar el inicio de la Feria del Mediterráneo, en la que torearán Finito de Córdoba, Rivera Ordóñez «Paquirri» y Serafín Marín, para denunciar que la ley abolicionista coarta sus derechos. Han preparado diversas acciones coincidiendo con el inicio de las corridas en la Monumental, que también reivindica los toros por las calles de Barcelona en una campaña de publicidad en los autobuses municipales.
Todos quieren llamar la atención de los festejos y de la situación agónica de esta temporada, la última si no hay cambios. Cada cual a su manera, están intentando poner en primer plano que a los toros les quedan en esta comunidad autónoma medio año si no se logra frenar la prohibición.

Ganar adhesiones
El domingo la Federación de entidades taurina instalará fuera de la plaza una carpa para intentar dar un empujón a la recogida de firmas –necesitan medio millón– para promover la Iniciativa Legislativa Popular con la que quieren frenar la abolición. La intención de la Federación con esta iniciativa es que se declare la Fiesta bien de interés cultural, con carácter retroactivo a 27 de julio de 2010, de manera que la prohibición quede derogada.
El movimiento en defensa de la Fiesta esta semana se ha reactivado a nivel político para que la Generalitat, como mínimo aplace, la abolición. No es fácil teniendo en cuenta que CiU declinó la balanza a favor de la prohibición en la votación parlamentaria del pasado año y que esta misma semana el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha asegurado que la Fiesta Nacional desaparecerá de Cataluña en enero próximo.
Fue después de que trascendiera que los presupuestos de la Generalitat de 2011 no contemplan las indemnizaciones al sector taurino por el cese de actividad en Cataluña que un estudio de la extinta Plataforma en defensa de la Fiesta cifraba entre 300 y 400 millones de euros. Pero el Govern considera que las indemnizaciones no serán millonarios sino de «unos miles de euros», apuntó Homs, que también descartó una moratoria para la prohibición. Esto es precisamente lo que busca el PP a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva su recurso presentado tras la aprobación de la ley.
Los populares están dispuestos a presionar a CiU en defensa de la Fiesta de cara a los presupuestos de 2012, que también se tramitan este año, si la federación nacionalista no apoya la proposición de ley que han presentado pidiendo una moratoria. La formación alega que en una situación de recortes generalizados en todos los departamentos para reducir el presupuesto un 10 por ciento es prioritario destinar los recursos a los servicios básicos, como sanidad y educación.


Medio millón de firmas
Todo colectivo que quiere promover alguna ley sabe que no es nada fácil reunir el medio millón de firmas necesarias para que una Iniciativa Legislativa Popular inicie su andadura. La organización y la movilización de los implicados fue clave, por ejemplo, para que los abolicionistas reunieran las firmas. Ahora la Federación de entidades taurinas de Cataluña hace un llamamiento para que los defensores de la Fiesta se impliquen al máximo en la recogida de firmas. Mas allá de la adhesión es posible formar parte activa del proceso, ya que se puede ser fedatario o, lo que es lo mismo, la persona encargada de recoger firmas.