Miles de estudiantes vuelven a tomar las calles de Santiago en rechazo a la reforma educativa de Piñera

Miles de estudiantes chilenos han vuelto a tomar este miércoles las calles de Santiago en una nueva manifestación contra la propuesta de reforma educativa presentada hace unos días por el Gobierno de Sebastián Piñera, la cual consideran insuficiente porque está orienta a garantizar una educación pública y de calidad.

La marcha, la segunda en lo que va de año, arrancó en la Plaza Italia, punto de encuentro tradicional de los estudiantes, y recorrió parte de la avenida Alameda hasta llegar a la Estación Mapocho, donde varios dirigentes de la Federación de Estudiantes de Chile (FECh) reiteraron a viva voz sus exigencias.

La FECh cifra en cien mil el número de asistentes, mientras que las autoridades locales creen que la asistencia fue menor. La marcha ha culminado sin incidentes, aunque agentes de Carabineros han informado de algunos focos de violencia promovido por encapuchados después de que terminó el acto público. Se desconoce si hubo heridos o detenidos.

Con esta nueva protesta, los estudiantes buscan dejar clara su postura de cara al discurso del próximo 21 de mayo, fecha en la que tradicionalmente los presidentes chilenos presentan su balance de su gestión a la nación.

"Seguiremos siendo rebeldes porque el movimiento no se conforma con migajas `Queremos transformarlo todo!", ha expresado el presidente de la FECh, Gabriel Boric, al hacer un llamamiento a los diputados a no aprobar el proyecto presentado recientemente por el Ejecutivo.

Piñera presentó a finales de abril una propuesta para que el Estado asuma las becas y los créditos que se conceden a estudiantes de la educación superior bajo condiciones mucho más flexibles que las que ofrecen los bancos en la actualidad. Los fondos provendrán de los ingresos fiscales extraordinarios --que podrían alcanzar los mil millones de dólares al año-- para lo cual también habría introducir cambios económicos.

Las federaciones de estudiantes han rechazado esta propuesta porque, según afirman, no responde a su petición de lograr que Chile tenga, por primera vez, una educación realmente pública y de calidad que permita a todos los jóvenes, sin ningún tipo de restricciones, tener las mismas oportunidades para estudiar.

"Estamos pidiendo una reforma tributaria que distribuya la riqueza en Chile, para que garantice la educación y nos devuelva la educación a todos los chilenos", ha enfatizado Bric, al advertir que continuarán las manifestaciones si los parlamentarios dan luz verde al proyecto.