Rusia admite por primera vez que la cerveza es alcohol

Rusia, uno de los países con mayores problemas de alcoholemia entre sus ciudadanos, no tenía catalogada hasta ahora la cerveza como bebida alcohólica, lo que entre otras cosas permitiía su venta junto a centros escolares. Esta permisividad, sin embargo, está a punto de terminar.

El presidente ruso, Dimitry Medvedev, y el primer ministro, Vladimir Putin
El presidente ruso, Dimitry Medvedev, y el primer ministro, Vladimir Putin

La consideración de la cerveza simplemente como un producto "comestible"permitía, además, que se anunciase prácticamente sin cortapisas y que se vendiera sin límites horarios. Hasta ahora. El Parlamento ruso ha acordado incluir esta bebida en la misma categoría que el resto de productos con alcohol, dentro de una cruzada emprendida por el Kremlin para combatir un problema, el del alcoholismo, considerado "dramático".

La nueva normativa ya ha pasado su primera lectura en la Duma, a la espera de su aprobación definitiva. "Es totalmente de justicia normalizar el mercado de la cerveza y considerarlo como alcohol para preservar la salud de nuestra población", asegura Yevgeny Bryun, ministro de Sanidad ruso y especialista en abuso de drogas y alcohol. "Me quito el sombrero ante el Parlamento", añadió.

La nueva legislación restringirá la venta de cerveza por la noche, la prohibirá en las inmediaciones de lugares públicos como colegios y limitará la capacidad de lazas y botellas a 0,33 litros, según informa The Daily Telegraph.