Blackberry se enfrenta a la censura en la Península Arábiga

La privacidad de su servicio de correo afecta a «la seguridad»

El servicio de mensajería instantánea de Blackberry se prohibirá este mes en Arabia Saudí y el próximo octubre en Emiratos Árabes por «motivos de seguridad nacional», a no ser que la empresa Research in Motion, responsable de Blackberry, ceda a los EAU las claves para descifrar los mensajes encriptados que contienen.

La medida afecta a otros servicios como navegación y correo electrónico, los cuales trabajan con un paquete de información codificada cuyo contenido sólo puede recibirse desde el extranjero.

Según explicó un portavoz de los EAU, «los usuarios utilizan irresponsablemente este servicio, lo cual puede traer complicaciones sociales, judiciales y de seguridad», aseguró. En el caso de Arabia Saudí, son las autoridades religiosas las que vienen presionado desde hace meses a las compañías de telecomunicaciones para que suspendan su servicio de mensajería instantánea por motivos «morales».

La medida podría dejar sin correo electrónico, chat y navegación por la red a más de un millón de usuarios. Sin embargo, no afectará a otros servicios rivales como los de Apple y Nokia.

Otros países han manifestado anteriormente su inquietud con respecto a los servicios de Blackberry. India lo hizo la semana pasada, temerosa de que la información codificada pudiera ser empleada para «concertar actos contra el Estado». Además, en China los usuarios de chat de Blackberry están obligados a usar su nombre real.

La medida ha puesto en alerta a expertos y economistas de todo el mundo, ya que según creen, ésta pone en peligro las buenas relaciones comerciales de Emiratos Árabes con el exterior, además de su interés turístico.