MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
23:59
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Una guía de bombillas para ahorrar en el recibo de la luz

 

La Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado una guía para conocer los distintos tipos de bombillas existentes -normales, de bajo consumo, halógenas...- y saber cuáles se ajustan mejor a nuestras necesidades y cuáles nos permiten un mayor ahorro.

Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

23 de abril de 2011. 17:01h

Comentada
Madrid. 23/4/2011

 

En el mercado hay una variedad enorme de tipos de bombillas. Si te pierdes entre halógenas clásicas y de bajo consumo, fluorescentes compactas, LED, reflectantes… Si no sabes cuántos "lúmenes de emisión" elegir (hablar de vatios empieza a estar demodé), déjate iluminar por esta guía.

De las obsoletas incandescentes a las mediocres LFC
Las bombillas incandescentes se encuentran en declive: por normativa legal y debido a criterios de ahorro energético, ya no es posible comprar una bombilla incandescente de 75 o 100 vatios en toda la Unión Europea. Y en septiembre dejarán de comercializarse las de 60 vatios. El mercado las está reemplazando por las LFC, también llamadas "de bajo consumo" por gastar hasta un 80% menos de energía que las incandescentes. Sin embargo, las LFC no son el sustituto perfecto, ya que, además de contar con mercurio en su composición, presentan una serie de problemas que no acaban de gustar al usuario: tardan en encenderse, dan una luz muy artificial y rinden menos cuando la temperatura ambiente es fría, por lo que no son recomendables en lugares como pasillos, bodegas, etc.

Y de las LFC a las nuevas mejoradas
Otros dos tipos de bombillas se están haciendo un hueco en el mercado para competir con las LFC. Por un lado, encontramos las halógenas de bajo consumo, que dan un color de luz muy parecido a las incandescentes, pero son algo más caras y tampoco suponen ahorros energéticos espectaculares (como máximo el 30 %). Y por otro lado, las LED, que aspiran a ser las bombillas del futuro por su tecnología más eficiente, la calidad de su luz más agradable y su enorme esperanza de vida, que llega a los 25 años; sin embargo, las LED todavía no dan mucha emisión de luz y solo están disponibles en potencias muy bajas y a precios desorbitados.

Hablemos de lúmenes
Las diferencias de ahorro de energía y los distintos rangos de potencia equivalentes a las bombillas incandescentes se explican por la cantidad de luz que emiten (su rendimiento luminoso, medido en lúmenes), ya que las tecnologías que utilizan son diferentes:
Bombillas incandescentes: proporcionan sólo 13 lúmenes por cada vatio que se consume.
Halógenas: consiguen 20 lúmenes por cada vatio consumido.
Fluorescentes compactas: son muy eficaces, ya que suministran 60 lúmenes por cada vatio.
LED: las más eficientes de la lista; aportan 90 lúmenes por cada vatio.

Qué estancia de la casa quieres iluminar
Según dónde vayas a colocar la bombilla, necesitarás más o menos cantidad de lúmenes. Puedes seguir estas indicaciones:
Si quieres una bombilla para iluminar la lámpara de techo del salón, fíjate que proporcione 1.500 lúmenes.
Para una lámpara de techo del baño, la bombilla debería iluminar unos 850 lúmenes.
Si se trata de un aplique en la pared del salón, que llegue al menos a 700 lúmenes.
En el caso de una lámpara de mesa o de pie para leer, deberá contar con 500 lúmenes.

Cuánto puedes ahorrar
Aplicando la relación del apartado "Hablemos de lúmenes", se sabe cuánto consumen o, lo que es lo mismo, cuánto ahorran. Dado que el kilovatio/hora cuesta 0,17 euros, calculamos los importes de consumo. Por ejemplo, si buscamos una bombilla de 500 lúmenes para una lámpara de mesa, las diferencias en euros considerando un uso de 3 horas diarias, durante 10 años, son muy evidentes:
una bombilla incandescente gasta unos 38 vatios (500/13), que se traducen en 6,46 euros en la factura eléctrica;
una bombilla halógena consume unos 25 vatios (500/20); son 4,25 euros;
una fluorescente compacta gasta unos 8 vatios (500/60): son 1,36 euros;
y una LED, unos 5 vatios (500/90): son 0,85 euros.


BOMBILLAS PARA USO GENERAL
De entre las bombillas con casquillo de rosca E27 o algo más pequeño E14, que son las más corrientes, puedes elegir entre dos tradicionales (incandescentes o halógenas dicroicas reflectantes) y cinco de bajo consumo (fluorescentes compactas, fluorescentes compactas reflectantes, halógenas de bajo consumo, LED o LED reflectantes).

1. Tradicionales:

a)Incandescentes. Funcionan por el calentamiento de un filamento de volframio que emite calor. En dos años dejarán de fabricarse también las de baja potencia, de entre 25 y 40 vatios por ser, sin duda, las menos eficientes del mercado.
Potencia de consumo: entre 15 y 60 vatios.
Vida estimada: un año.
Forma: tipo pera.
Precio medio: 1 euro.

b)Halógenas dicroicas reflectantes. También consisten en un filamento de volframio que se pone incandescente, pero rodeado de un gas que ayuda a emitir más luz. Su gran ventaja es que reproducen muy bien el color y no tardan en encenderse.
Potencia de consumo: entre 40 y 75 vatios.
Vida estimada: 2 años.
Forma: tipo reflector.
Precio medio: 15 euros.

 


2. De bajo consumo:

a)Fluorescentes compactas. Los átomos de fósforo emiten luz visible al absorber radiación ultravioleta de los átomos de mercurio. Deben mejorar en la velocidad del encendido y la reproducción del color.
Potencia de consumo: entre 5 y 25 vatios.
Vida estimada: entre 3 y 20 años según el fabricante.
Forma muy variada: vela, pera, globo, tubos y espiral.
Precio medio: 7 euros.

 

 


b)Fluorescentes compactas reflectantes.
Potencia de consumo: entre 7 y 30 vatios.
Vida estimada: según el fabricante, entre 3 y 20 años.
Forma: tipo foco.
Precio medio: 7 euros.

 

c)Halógenas de bajo consumo. Su tono de luz es similar al de la bombilla incandescente, que es el más deseado para reproducir bien los colores.
Potencia de consumo: entre 18 y 25 vatios.
Vida estimada: 2 años.
Forma variada: vela, pera y spot.
Precio medio: 3,5 euros.

 


d)LED. Son diodos emisores de luz, es decir, una tecnología innovadora que funcionan mediante materiales semiconductores de la electricidad. Su principal desafío para el futuro es conseguir un aumento en el flujo luminoso a elevadas potencias, ya que hasta ahora es muy limitado.
Potencia de consumo: varía entre 1.6 y 10 vatios
Vida estimada: según el fabricante, entre 3 y 15 años.
Forma variada: vela, pera, globo.
Precio medio: 7 euros.

 


e)LED reflectantes.
Potencia de consumo: 6 vatios
Vida estimada: según el fabricante, entre 3 y 15 años.
Forma: tipo foco.
Precio medio: 35 euros.

 

 


BOMBILLAS PARA FOCOS
El foco es un tipo de portalámpara muy indicado para iluminar un objeto concreto como un cuadro o una zona de lectura, por lo que se le ha de pedir una buena reproducción del color y no es necesaria una iluminación superior a 500 lúmenes. Las bombillas que más se utilizan son las de casquillo GU10, de tipo bayoneta; dentro de este tipo, puedes elegir entre:

1. Tradicionales

a)Halógena dicroica reflectante.
Potencia de consumo: 50 vatios.
Vida estimada: 2 años.
Forma: tipo foco.
Precio medio: 6 euros.

 

2.Bajo Consumo

a)Halógena reflectante de bajo consumo. Con respecto a las incandescentes, ahorran hasta un 20% de la energía. Su tono de luz es similar al de la bombilla incandescente, que es el más deseado para reproducir bien los colores.
Potencia de consumo: varía entre los 18 y 35 vatios.
Vida estimada: 2 años.
Forma: tipo spot.
Precio medio: 6 euros.

 


b)LED reflectante. Con respecto a las incandescentes, ahorran el 80% de la energía.
Potencia de consumo: 4 vatios
Vida estimada: 20 años.
Forma: tipo foco.
Precio medio: 10 euros.


Si estás pensando en comprar una bombilla de bajo consumo, entra en www.ocu.org/bombillas donde podrás comparar la calidad y precio de varias bombillas de uso general (casquillo con rosca E27) y con emisiones de luz de entre 500 y 900 lúmenes.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs