Condenado Ben Alí a 35 años de cárcel por malversar fondos públicos

El depuesto presidente tunecino Zine El Abidine Ben Alí fue condenado ayer en rebeldía a 35 años de cárcel por malversación de fondos públicos por el tribunal de primera instancia de Túnez.

El depuesto presidente tunecino Zine El Abidine Ben Alí
El depuesto presidente tunecino Zine El Abidine Ben Alí

Leila Trabelsi, la esposa de Ben Alí, refugiada en Arabia Saudí tras huir de Túnez el 14 de enero, también fue sentenciada a pagar 45 millones de euros. En este proceso –el primero de este tipo en la historia del mundo árabe– se juzga a Ben Alí por descubrirse en uno de sus palacios, después de que huyera, importantes sumas de dinero y joyas de gran valor. El representante de la Fiscalía pidió la máxima pena prevista, al acusar a Ben Alí y su esposa de ser «traidores a la nación».
En total, el hombre que dirigió Túnez durante 23 años, hasta las revueltas populares en su contra, se enfrenta a 93 cargos. En un comunicado, Ben Alí rechaza de nuevo todas las acusaciones y asegura que nunca abandonó el puesto y huyó, sino que fue obligado a marcharse mediante engaños.