Once etarras saldrán este año si el TC revoca la doctrina Parot

Entre ellos se encuentran Troitiño, el ex ertzaina Santos Berganza y el «expulsado» de la banda Iñaki Rekarte

etrrasparot1

MADRID- Once miembros de la banda terrorista ETA están más que pendientes de la decisión que pueda adoptar sobre la doctrina Parot pueda adoptar el Tribunal Constitucional, aunque sus decisiones serán «caso a caso». Sin embargo, existe coincidencia con que la primera decisión puede marcar la línea a seguir, tal como se apuntó ayer desde la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura.

Son once terroristas que cumplirían sus condenas este año de 2011, por lo que quedarían en libertad de forma inmediata. Entre ellos se encuentra el ex ertzaina Santos Berganza, condenado a 51 años de cárcel por facilitar información al «comando Araba» sobre militares y policías que podían ser objetivo de atentado, así como por su participación en varios intentos de atentado . Saldría en libertad el próximo mes, pero tras aplicarse la doctrina Parot su excarcelación no está prevista hasta 2019.

El más relevante sería el fugado Antonio Troitiño Arranz, condenado a más de 2.200 años de prisión, y a quien la sección tercera de la Sala de lo Penal dejó en libertad tras una interpretación errónea del cómputo de la prisión preventiva.

Este mes de mayo cumple su condena el etarra Elías Fernández Castañares, pero, en virtud de la «doctrina Parot», se le prorrogó la prisión hasta mayo de 2016. Fue condenado por dos atentados cometidos en 1985, uno de ellos contra Juan José Uriarte, taxista y primo del obispo de San Sebastián Juan María Uriarte.

En junio finalizaban también sus condenas otros dos miembros de la banda, Jesús María Mendinueta Flores y Fernando Díez Torres. El primero de ellos pertenecía al «comando Vizcaya». Con la doctrina Parot permanecerá en prisión hasta 2021. Sus condenas superan el siglo de cárcel, por su participación en tres asesinatos, entre ellos el del guardia civil Ricardo Couso Río, al que tiroteó cuando iba a recoger del colegio a su hijo de nueve años.

Por su parte, Díez Torres fue condenado a más de 300 años de prisión, por su relación directa con siete asesinatos cometidos en Barcelona en la década de los 90.
Con casi dos siglos de condenas se encuentra Javier Goldaraz Aldaya, como autor, entre otros delitos, de un atentado perpetrado en 1998 en el que falleció un guardia civil que iba en una tanqueta. Gracias a la doctrina Parot su excarcelación se ha retrasado hasta 2022.

El resto de los etarras que quedarán libres si se revocase la citada doctrina, avala por el Supremo, que establece que los beneficios penitenciarios deben aplicarse a cada pena y no sobre el límite de cumplimiento máximo, serían los siguientes: José Arizmendi Oyarzábal, Vicente Sagredo Rivas, Mario Artola Mendibe, José Cándido Zubicaray, María Paulina García y el «arrepentido» Iñaki Rekarte, que fue expulsado de la banda por criticar la continuidad de sus a acciones terroristas.

Por otro lado, y en relación con la citada doctrina Parot, el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Pablo Llarena, advirtió ayer que el pronunciamiento que haga el Tribunal Constitucional será «extrapolable, no a un solo caso, sino a todos los casos», por lo que carece de importancia que el TC haya aclarado que no pretende revocar la jurisprudencia establecida por el Supremo.

El portavoz de la APM afirmó, en declaraciones a Servimedia, que «la cuestión tendrá que ser objeto de análisis en algún momento», dado que los recursos están presentados, y el pronunciamiento por el que se decante el TC será «extrapolable» a todos ellos. Ello no es obstáculo para que se resuelva «caso a caso», como aclaró el Alto Tribunal.

«Disparate jurídico y ético»
En este sentido, apuntó que la interpretación de la legalidad ordinaria corresponde al Supremo y, aunque «habrá que conocer en su día los argumentos» del Constitucional, para que éste pueda revocar la citada doctrina, el TC «tendría que demostrar» que afecta de manera «estricta y no meramente difusa» a los derechos constitucionales de los presos.

Las reacciones políticas no se hicieron tampoco esperar. Así, desde el Gobierno, su ministro de Justicia, Francisco Caamaño pidió «dejar trabajar» al TC, porque «adelantarse» a sus sentencias supondría «no respetar su independencia».

En cambio, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP aseguró que derogar esa normativa sería un «disparate jurídico, moral y ético».


Terroristas en lista de espera
Elías Fernández Castañares
Condenado por dos asesinatos, entre ellos el de un primo taxista del obispo de San Sebastián.
J. M. Mendinueta Flores
Sus penas superan el siglo de cárcel por tres asesinatos, uno de ellos, de un guardia civil.
Santos Berganza
Este ex ertzaina ha sido condenado por dar información a ETA para atentados.
Mario Artola Mendibe
Era del «comando Leizarán» y confesó que asesinó al camarero de un pub
Javier Goldaraz Aldaya
Condenado a casi 200 años de prisión, saldría el próximo mes.
Iñaki Recarte Ibarra
Participó en un atentado que mató a tres personas. Ha sido expulsado de ETA.