De la familia

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, le preguntó a Alberto Contador por el secreto del deporte español. Es difícil explicarlo, pero España sabe lo que es ganar mundiales de fútbol y baloncesto, conquistar la Copa Davis y los mejores torneos mundiales hasta alcanzar el número uno mundial, y enlazar campeones del Tour y de motociclismo, de modo envidiable. Sarkozy se pregunta por el milagro español. Tal vez la base de lanzamiento fueron los Juegos Olímpicos de Barcelona. Fue la primera vez que el deporte español venció colectivamente.Se acabó para siempre el triunfo esporádico, la victoria del deportista singular. Ya no se vive de un campeón. En fútbol, baloncesto, tenis y ciclismo, las disciplinas más importantes, los españoles brillan por encima de países con mayor tradición, con mejor historia.Ayer hubo que sufrir unos minutos cuando Schleck recortó segundos a Contador. El final fue feliz porque se impuso el mejor. Contador tenía que ganar y, además, hacerlo con autoridad. Para que nadie mentara la avería de la cadena era preciso que se impusiera a su gran rival en la etapa en la que sólo vale el esfuerzo individual.Contador llegará hoy a los Campos Elíseos vestido de amarillo por tercera vez. Todo el país se sentirá feliz con su victoria. Es deportista que sabe sufrir, como lo hizo, y su sencillez le proporciona grandes afectos. No es una estrella a la que se quiere tocar como a un icono. Parece un chico de nuestra familia. Tal vez ayer encontró explicación el presidente francés a los triunfos españoles. Gran sacrificio y modestia para celebrarlos.