Un preso apuñala a otro en Picassent tras una reyerta

Un preso apuñaló ayer a otro interno con un pincho de fabricación propia en la prisión valenciana de Picassent tras una reyerta producida en el gimnasio, según fuentes de la sección sindical del CSIF.

Fuentes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias han señalado a EFE que el preso fue agredido con una chapa y no con un pincho carcelario, así como que tan solo produjo cortes superficiales.

Los internos se encontraban en el patio del gimnasio del módulo 23, correspondiente a la unidad de prevención, cuando comenzaron una pelea por el uso de unas pesas, relata el CSIF en un comunicado.

El interno herido fue trasladado a la unidad de enfermería de la prisión, mientras que el agresor quedó aislado.

Ante la tensión producida, el cierre del módulo tuvo que ser adelantado sobre las seis de la tarde, según el sindicato, un extremo que han desmentido las fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Ante estos hechos, el sindicato ha denunciado la sobreocupación de la prisión y recuerda que lleva meses denunciando la falta de medidas de seguridad en el centro penitenciario de Picassent, sin que los responsables hayan adoptado medidas.

En este sentido, demandan a Instituciones Penitenciarias y a la dirección de Picassent una mayor dotación de vigilancia de módulos para evitar que se produzcan situaciones como la ocurrida recientemente o de "mayor gravedad".

El CSIF anuncia una concentración en el centro el próximo martes en protesta contra la gestión del director.