África

Quince muertos en otra matanza de cristianos

Un grupo de hombres armados con rifles y machetes asaltaron durante la madrugada de ayer una aldea cristiana, asesinando, al menos, a quince personas, según informes de la Policía local.

La Razón
La RazónLa Razón

La aldea asaltada, Kuru Station, se encuentra a unos 30 kilómetros de la capital regional, Jos, epicentro de los enfrentamientos religiosos en el centro de Nigeria. Según el testimonio de los supervivientes, en el asalto participaron media docena de pistoleros que fueron registrando el pueblo casa por casa. Hicieron salir de sus domicilios a una veintena de personas, las alinearon y acabaron con ellas a golpe de machete.

Entre los asesinados, todos de confesión cristiana, se encuentraban varias mujeres y niños. Antes de huir, los atacantes quemaron numerosas casas.

A menos de doscientos metros de la aldea se encuentra uno de los acantonamientos militares desplegados en la región a raíz del incremento de la violencia religiosa. Sin embargo, los vecinos de Kuru Station denuncian que los soldados no quisieron acudir en su ayuda, pese a que varios de ellos se llegaron hasta el cuartel cuando los atacantes aún se encontraban en el pueblo. Tras la negativa a prestarles socorro, algunos jóvenes cristianos asaltaron las viviendas de los militares y quemaron sus ropas.

 El jefe del destacamento ha negado los hechos y acusa a los cristianos de haber provocado el ataque, pero el mando regional ha abierto una investigación. «Si comprobamos que ha habido una conducta impropia por parte de los soldados, los castigaremos con toda la dureza del caso», prometía ayer el comandante Hassan Umaru. Los cristianos de la zona acusan a los militares de complicidad con los extremistas islámicos.

Otra aldea de mayoría cristiana, situada a 80 kilómetros, también sufrió un asalto, pero sólo se registraron algunos heridos y el incendio de varias viviendas. Ap


Un policía mata a un cristiano
Al menos un cristiano murió y cinco resultaron heridos ayer, al parecer, por los disparos de un policía en un tren que circulaba entre Assiut, en el sur de Egipto, a El Cairo, informa Efe. Un comunicado del Ministerio de Interior egipcio señaló, poco después, que el supuesto autor del tiroteo fue detenido en su domicilio de Samalut, tras haber huido del tren.