Una generación en 140 caracteres

En Twitter sólo se pueden escribir unas cuantas palabras, pero es la red social que ha servido a los jóvenes para soñar con cambiar el mundo.

spanishrevolution
spanishrevolution

Si «hashtag» le suena a árabe, «Trending Topic» a un grupo de música y «Follower» a un nuevo todoterreno es que no forma parte del universo Twitter. La red social que nació hace cinco años en San Francisco, California, y que no ha parado de crecer en número de miembros y en valor. Puede que usted no sea uno de los 200 millones de usuarios, pero cada vez más escuche los gorjeos o tweets en su vida diaria. Los informativos, los periódicos, las campañas de publicidad y hasta las revoluciones están influidas por los microblogs de 140 caracteres. «Habrá quien no tenga, pero seguro que ha escuchado la celébre frase de Bisbal, o quien en un telediario ha visto un pantallazo del Twitter de un futbolista disculpándose por algo o aclarando algo», admite el periodista deportivo de la Cadena Ser, Aitor Gómez (1.520 seguidores). Gómez se considera poco tecnológico pese a tener 25 años y en noviembre de 2010 «no me quedó más remedio que hacerme» de la red social. Ahora se informa a través de ella. «Es un poco el sustituto de una rueda de prensa: los personajes hablan cuando quieren y contestan a lo que quieren… Su opinión pasa directamente al público».

Conexión ligera
En «The Twitter Book» (El libro de Twitter), Tim O´Reilly (1.464.905 seguidores) y Sarah Milstein (11.674) analizan los beneficios de la red social. En primer lugar y sobre todo entre familiares y amigos, se produce una «conexión ligera pero llena de significado». En segundo, se comparten comentarios sobre lo que preocupa o se tiene experiencia. En tercer lugar, «Twitter es un periódico global con noticias en tiempo real». El uso de la red social «para leer la mente, para saber en qué piensan los individuos, cuándo y cuántos», sería el cuarto punto. Por último, los expertos valoran la capacidad de Twitter como «un canal de negocios», que permite a las empresas entrar en contacto directo con clientes y socios de una manera directa. Aunque también tiene su lado negativo. Cualquiera puede tener una cuenta y usarla para mentir, difamar o para acosar al consumidor. Twitter ha dejado en evidencia las faltas de ortografía de famosos y políticos, «ha matado» a Bill Cosby en cuatro ocasiones y diversos periódicos llegaron a publicar una falsa foto de Ben Laden muerto difundida el 2 mayo. Día, por cierto, de récord: 5.106 tweets por segundo.

El periodista y productor del programa «Tiempo de Juego», en la COPE, Jorge Hevia (17.000 seguidores), explica que si bien Twitter llega antes que nadie, eso no significa que se tenga la necesidad –que se tienen en los medios tradicionales– de confirmar las noticias. Para Hevia es de gran utilidad «si se usa bien». Por un lado, «cada vez hay más deportistas y protagonistas en twitter». Por otro, «me gusta la inmediatez con la que comunica, la posibilidad que le da a la radio de tener un feedback rápido y permanente con la audiencia». La llamada generación Twitter no se podría entender sin el avance de las nuevas tecnologías y el boom de la telefonía móvil con conexión a internet. El tándem formado junto a los smartphones, dispositivos en los que se pueden descargar la aplicación directamente, ha logrado que sólo en España, de marzo de 2010 a marzo de este año, Twitter haya pasado de 1,7 millones a 3,1 millones, según cifras de Nielsen (31.543 seguidores).

La mayoría de agencias de publicidad online ya hablan de Twitter «como un canal más». Aun así, se han creado puestos de trabajo específicos para controlar ese nuevo mercado. Joana Alves es analista de SEO (Search Engine Optimization) en iProspect (170 seguidores), la agencia de marketing en buscadores del Grupo Aegis Media. Para la joven de 25 años, Twitter se diferencia del resto de redes sociales por «la inmediatez de las interacciones y la capacidad de filtrar la información de acuerdo con los gustos». Alves recuerda que se genera una jerarquía en Twitter que «garantiza más o menos poder a una cuenta» y que la empresa adquiere ahora un «carácter social muy importante». En suma, es una manera «de acercarse al cliente mediante una comunicación más personal y creíble». Alves no tiene duda, las redes sociales «representan una nueva etapa en el mundo publicitario. Las compañías tienen que abarcar una estrategia en Twitter por el peso y relevancia que ha asumido en la sociedad».

La calle es la red
Quizá la mayor relevancia de Twitter no sea lo que ha hecho por los fans de Lady Gaga (10.189.600 seguidores), pero es en su faceta de denuncia donde Twitter es imparable. En 2008 James Buck fue detenido en Egipto por hacer fotos durante una manifestación. Lo último que colgó fue «Arrested» y sus seguidores movieron tierra y aire para sacarle de cárcel. En las revueltas árabes, Twitter ha sido una plataforma eficaz para revelar la brutalidad de un régimen o para convocar manifestaciones. De hecho, en España el movimiento 15M ha visto en la red social una de las mejores herramientas para contar minuto a minuto lo que ocurre. @Acampadasol consiguió más de 20.000 seguidores en sólo dos días. En Siria, país en plena protesta donde no se permite entrar a la Prensa internacional, al activista e investigador Wissam Tarif (4.880 seguidores) le sirve para llegar a familiares de los mártires y a líderes de comunidades y le ayuda a verificar los nombres de los detenidos. «Todos estos procesos serían mucho más complicados y largos sin Twitter». Y por supuesto que si Tarif después no lo contrastara y difundiera rápidamente, no se sabría que ya han muerto más de 800 personas y unas 9.000 se encuentran encarceladas.

Palabra de twitter
Community Manager: la profesión emergente. Entre sus funciones: actualizar Twitter.
Friday Follow: Los viernes haga un #FF a los tuiteros que considere interesantes
Twitalyzer: una aplicación que valora quién tiene más impacto e influencia.
Trending Topic: El tema del momento. Se pueden conocer los #TT por países, horas…
Raditya Dika: el indonesio que encabeza todas las listas de influenciadotes.
Hashtag: Un híbrido entre almohadilla y etiqueta. Para señalar las palabras clave y los temas que preocupan o interesan. Pueden llegar a ser #TT.