El juez de Emarsa embarga la casa a la mujer de Cuesta

VALENCIA- El juez que instruye la causa del denominado caso Emarsa, Vicente Ríos, ha procedido al embargo judicial preventivo de una vivienda propiedad de Cristina Segarra, esposa del ex gerente de Emarsa, Esteban Cuesta, con la que ésta pretende hacer frente a la fianza impuesta por el magistrado y que asciende a 400.000 euros. Su señoría entiende que la esposa de Cuesta habría participado «por título lucrativo de los efectos de los delitos investigados».
La vivienda en cuestión deberá pasar una tasación pericial para estimar si sólo con el inmueble se cubre la totalidad de la fianza impuesta.

El Juzgado notificará al Registro de la Propiedad el embargo para que la casa no pueda cambiar de titularidad.

Por otra parte, el Juzgado que dirige Vicente Ríos, también ha dado cuenta de la recepción del auto por el que la Audiencia desestima el recurso de apelación presentado por Esteban Cuesta a su fianza impuesta por Ríos y que en su caso asciende a 25.000.000 euros.

Las fianzas en esta causa están siendo muy altas, porque también es muy elevado el importe que se podría haber «saqueado» presuntamente en la gestión de la empresa Emarsa.

Ayer mismo se conocían dos autos más, por lo que el instructor imponía de forma solidaria fianza de 3.650.000 euros a Sebastián García, gerente de las empresas Sofitec y Microprocesadores Valencia, junto a su hermana María Paz García de Construcciones Rocafort, Construcciones Valsebe y Mantenimiento Valmasmark.

 Por otra parte, el juez tomó ayer declaración a Enrique Sena, de la empresa Notec. En el interrogatorio su señoría le preguntó por su trabajo anterior, concretamente en la constructora Kobe Unno, y más detalladamente sobre si con esta empresa también había trabajado para Emarsa, algo que el interrogado negó.

En ese momento, Vicente Ríos mostró a Sena el libro mayor de Emarsa del ejercicio 2006 en el que aparece un apunte contable con una factura de un trabajo que para el denunciado no existió, y dijo no recordar.