FC Barcelona

Rosell desea que los barcelonistas «puedan expresar libremente sus sentimientos»

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha respondido a la petición de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de que la final de la Copa del Rey se juegue a puerta cerrada y en otro lugar que no sea el Vicente Calderón para evitar una pitada contra el Príncipe de Asturias o el himno español, pidiendo a sus aficionados que se "expresen libremente".

"Este viernes tenemos una final importantísima por jugar, y me gustaría muchísimo que pasase, y pido y deseo, que todos los barcelonistas y aficionados que vayan a la final puedan expresar libremente sus sentimientos, sólo faltaría", ha asegurado Rosell durante la presentación de las nuevas camisetas oficiales del FC Barcelona.

La presidenta madrileña ha apostado por suspender la final en el estadio Vicente Calderón de Madrid, y celebrarlo en otro lugar a puerta cerrada para evitar una eventual pitada contra el Príncipe o durante la reproducción del himno de España.